Mesa redonda: "Female leaders in a digital world" – FOA 2018

Liderazgo femenino: romper el techo de cristal en la industria marketera a golpe de talento

Ocho mujeres líderes en el sector marketero hablan, en FOA 2018, sobre el techo de cristal, la desigualdad y el talento femenino en la industria publicitaria.

Liderazgo femenino: romper el techo de cristal en la industria marketera a golpe de talentoTecho de cristal, desigualdad o lucha feminista han sido términos muy repetidos en la sociedad a lo largo del último año.

Tras la movilización histórica que el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, tuvo lugar en más de 200 países del mundo, ha quedado más que claro que el cambio ya ha llegado y se escribe en clave femenina.

Las mujeres de todas las industrias han dicho basta a la injusticia y a la desigualdad y reclaman los derechos que nunca les deberían haber quitado. El sector tecnológico, marketero y publicitario no es ajeno a esta situación.

Los hombres predominan en los puestos de mando en compañías y agencias mientras las mujeres ven complicado progresar en el sector si no es a costa de sacrificar su vida personal.

No obstante, cada vez son más las compañías que se han comprometido a colaborar en hacer del marketing una industria en la que no exista la necesidad de revindicar el papel de la mujer.

Para abordar los problemas a los que se enfrentan las mujeres en el sector, y las posibles soluciones, FOA 2018 ha organizado una mesa redonda femenina que, bajo el título “Female leaders in a digital world”, ha reunido a Ainhoa Iriberri, jefa de sección de ciencia y salud en El Español como moderadora; Paula Ripoll, marketing & communications director de Energy Sistem; Laura Redondo, group purchasing director en Cortefiel; Eva Ivars, directora general en Alain Afflelou España; Beatriz Navarro, directora de marketing en FNAC España y Portugal; Margarita Rodríguez, directora de publicidad y estrategia en Hyundai Motor España; Sandra Sancho, directora de marketing en Mytaxi, y María Miras, advertising director en BEON Communication.

Cómo romper (de una vez) el techo de cristal:

El estudio “Women in Business” 2017 indica que el número de mujeres directivas en empresas en España ha pasado del 17% del 2007 al 27% en 2017. En este sentido, Navarro opina que “hay dos techos de cristal, el real que existe dentro de las compañías pero también hay otro propio que nos ponemos nosotras mismas porque a veces pensamos que no somos lo suficientemente buenas. Nos tenemos que convencer a nosotras mismas de que se puede”.

Para Sancho, “los números hablan por sí solos, los porcentajes de hombres en puestos directivos es más alto. se trata de romper moldes y paradigmas. es un tema cultural y en España, lamentablemente el machismo es algo que nos encontramos constantemente y tenemos que romper con ello”. No obstante, también reconoce que poco a poco va habiendo cambios aunque todavía son “muy lentos”.

“Comunicación y marketing es un área que están más feminizada, hay otras áreas dentro de las empresas en la que las mujeres lo tienen más difícil. Es muy importante el tema de la formación, es clave para poder estar siempre ahí”, afirma Miras.

Por su parte, Ripoll considera que “el consejo más valioso que se le puede dar a una mujer es creer que puede. las mujeres que ocupamos puestos directivos tenemos que fomentar el talento femenino pero también necesitamos equipos diversos tanto a nivel de género como cultural porque eso es lo que enriquece”.

“A veces cuentas con la mentalidad”, añade Ivars que destaca que el entorno también juega un papel clave, “hay que encontrar un apoyo en la logística familiar. Los hijos son el principal parón en la vida de las mujeres y las empresas tenemos que ser capaces de educar a las nuevas generaciones”.

Para Rodríguez, “es un tema global, no solo nacional. Para avanzar profesionalmente teniendo hijos, necesitas un apoyo porque las empresas no te van a esperar, no te lo ponen fácil, pero también hay que buscar la oportunidad”.

“Los límites no existen, los límites los pone uno mismo”, opina Sancho. “Nosotras mismas marcamos las diferencias de géneros. Las organizaciones necesitan de unos y de otros para trabajar bien pero también son ellos los que tienen que empezar a romper con esta tendencia”.

Redondo se muestra más firme afirmando que “llegar a la igualdad real requiere desregularización del ámbito privado, la implementación de medidas claras que se puedan auditar y legislar para que una mujer no tenga que elegir entre ser madre y su profesión”.

Asimismo, la transparencia es para Navarro la mejor herramienta para atajar las diferencias salariales que existen entre hombres y mujeres directivos. Pero también tiene que existir, “una voluntad y un sistema de recursos humanos bien estructurado, políticas de promociones basados en meritocracia”, añade Redondo.

Ripoll ha querido poner también encima de la mesa el valor del talento femenino reivindicando la necesidad de poner encima de la mesa el trabajo y los resultados.

Liderazgo femenino: 

Según el estudio “Las mujeres en el mercado de trabajo de las tecnologías”, la población femenina ocupada en empleos tecnológicos es de apenas un 23,8% en España, una preocupante cifra cuya solución pasa, para las participantes de la mesa, en la educación.

“Hay que impulsar y a animar a las niñas a que estudien carreras STEM, porque no las hay. Los profesionales, sean hombres o mujeres, tienen que tener unas cualidades determinadas pero hay que ayudar a las mujeres a llegar hasta ahí”, explica Navarro.

“Hay que generar las estructuras para que las niñas elijan ser lo que quieran ser. no hay que obligarlas a estudiar eso, lo que tienen que tener es la posibilidad de hacerlo si quieren”, añade Redondo.

Para Ripoll, los estereotipos también hacen daño y por ello apuesta por cambiar la imagen del mundo científico y poner en valor su labor.

Para concluir, las participantes han aportado palabras que para ellas son el camino hacia la igualdad dentro del mundo laboral. Para Ivars es la diversidad, mientras que para Miras es el talento; normalización es la elegida por Sancho aunque reconoce la dificultad de condensar en una sola palabra la problemática.

Por su parte, Rodríguez se arriesga con un “no limit”; Navarro por “creértelo”; Ivars por “educación” y, finalmente Redondo asegura que “en la vida no consigues lo que te mereces, sino lo que te negocias” y, por lo tanto, “hay que pedir y lucharlo”.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Compartir