líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

FOA 2019: Samuráis y cangrejos: el futuro de la publicidad - Red Bull

Red Bull, la marca que vuela alto gracias al storytelling

Jaime Cacharrón, director europeo de marketing de Red Bull, analiza el futuro de la publicidad desde los ojos de una marca que ha conseguido hacerse un hueco en el Olimpo del marketing.

«Para entender el presente y predecir el futuro, es necesario conocer el pasado». Así ha comenzado Jaime Cacharrón, director europeo de marketing de Red Bull, su intervención en FOA 2019, en la que ha hecho un recorrido a la historia de la industria.

La publicidad, tal y como la conocemos hoy comenzó en el s. XIX con la revolución industrial. En los años 20 pasó a ser un ejercicio creativo con la impresión en color, aunque, señala, “solo era meramente descriptiva y desde un punto de vista racional”.

Hubo que esperar a los años para pasar de la publicidad de la razón a la de la emoción. En los 2000, para Cacharrón, esta visión romántica se vio dañada por la presencia de la publicidad que viene del dato, de la información pura. “Es verdad que mejoramos la eficiencia pero se nos olvidó de lo que nos movía”.

Hoy en día vivimos en un entorno enormemente volátil en el que la confianza se convertirá en la clave del futuro de la publicidad. Pero también cuestiones como el feminismo creciente en la sociedad obligará, según Cacharrón, a repensar la manera de trabajar el target femenino.

Junto a ello, a pesar de que vivimos en un mundo online, cada vez necesitamos más experiencias más intensas en el mundo offline”.

Mirando al futuro, Cacharrón ahonda en las claves de los consumidores, plataformas y anunciantes.

En cuanto al primero, “el consumidor no es el que se adapta a las tendencias, es el que las crea”.

El consumidor del presente y del futuro, no quiere ver publicidad, pero sí está dispuesto a aceptarla cuando se inserta en el contenido que quiere buscar.

“Si conseguimos meter la publicidad ahí dentro, llegaremos a donde queremos llegar”, señala el ponente. Además, añade, “quiere que nos anticipemos a sus necesidades, lo quiere todo cuanto antes y es posible que en un futuro no muy lejanos tenga la capacidad de imprimirlo en su casa”.

Sobre las plataformas, Cacharrón pone en cuestión la capacidad de las compañías para filtrar la cada vez mayor cantidad de datos disponibles y, sobre todo “para encontrar algo útil e interesante”.

Junto a ello, los retos no solo giran en torno a la privacidad, sino a “cuestiones plenamente morales”.

Finalmente, el anunciante seguirá buscando el máximo retorno de la inversión. “Las marcas queremos que nuestro dinero sea lo más rentable posible, pero seguimos tirando la mitad de nuestras inversiones”. Asimismo, “no debemos olvidar la complejidad añadida en el marketing mix y las marcas más potentes son las que crecen más rápido”.

Por ello, afirma Cacharrón, “necesitamos utilizar las herramientas que tenemos para crear casos de éxito”. A la hora de escoger una, para el ponente el storytelling es la mejor.

“Una buena historia genera emoción y esta emoción crea una huella en la memoria y predisponibilidad que genera intención de compra. Es discreto, no se percibe como publicidad, es creíble, es más eficiente y genera un engagement más alto”, concluye.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Algoritmos y marcas: cómo construir una relación duraderaAnteriorSigueinte"En EE.UU. tampoco están por la labor de dejar que Facebook, Google y Amazon hagan lo que quieran", M. Vestager (UE)

Noticias recomendadas