líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Todo son datos. Todo es digital. Todo será inteligente. Todo será interfaz

EspecialesThe Future of AdvertisingBeatriz Martín, Chief Digital Officer de BBDO&Proximity España

BBDO&Proximity sobre la revolución digital en #FOA2021

Todo son datos. Todo es digital. Todo será inteligente. Todo será interfaz

Beatriz Martín, Chief Digital Officer de BBDO&Proximity España, comenta las claves de la nueva revolución digital bajo el marco de #FOA2021

Todo son datos. Todo genera datos: el contexto, nosotros, nuestros movimientos, nuestra salud, la música, las conversaciones, los coches, las fábricas, las compras, vivir, todo. Los datos emergen de la tecnología en el nombre de las personas y de las cosas.

Digital o físico, todo es digital. Y todo puede y debe ser datalizado. Miremos hacia donde miremos existe o existirá una capa de datos subyacente. Es la consecuencia de la digitalización de todo, donde la tecnología es el gran motor del cambio y el progreso va sumando complejidad.

Además, estamos a las puertas de la inteligenciación del contexto. La capa de datos es alimento para la capa de inteligencia artificial. La inteligencia artificial estará en todas partes, integrada en las cosas, cada vez con más procesos predictivos, proactivos, prescriptivos y cognitivos. Todo será inteligente.

Y lo que en la actual era del big data consideramos gran volumen de datos no será nada comparado con lo que se aproxima de forma inminente. La llegada del 5G va a propiciar la explosión real del IoT, que convergiendo con la inteligencia artificial en todas partes, nos configurará un entorno en el que todo estará verdaderamente conectado y en el que los datos serán extraordinariamente masivos.

En este inmediato escenario complejo, solo las máquinas podrán convertir los datos en algo simplificado, útil e interactuable por las personas. Simplificaremos mediante interfaces avanzadas e interacción multimodal, que se fusionarán con nuestra realidad habitual. La información nos rodeará de una manera fácil, sin esfuerzo alguno. Todo será interfaz.

Sin dejar de mencionar que es cuestión de tiempo que integremos tecnología en nosotros, mediante un tattoo, un injerto o un implante, desdibujando la distinción entre lo que es la biología y lo que no. Nosotros también seremos interfaz o estaremos conectados inteligentemente con el entorno inteligente.

No estamos tan lejos de eso. El crecimiento exponencial de la tecnología hace que el futuro se acerque más rápidamente de lo que creemos.

La interacción multimodal con el contexto irá sucediendo poco a poco. La voz se va a convertir en una de las formas de interactuar con el entorno más habitual. Esto sucederá porque será una interacción cada vez más natural. La clave está en la simplicidad que nos va a suponer interactuar con todo con la voz. Será algo que se normalizará en muy poco tiempo e irá tomando relevancia a medida que desaparezca el mundo de pantallas en el que hoy estamos sumergidos. Cuando la interfaz se traslade a las cosas y la información nos rodee de manera natural, será natural la interacción con la voz. Eso será solo el principio.

La publicidad también tendrá inteligencia. En lugar de dirigir la publicidad a una persona, la vamos a dirigir hacia algoritmos. Los algoritmos participarán en el ecosistema de las marcas y de las personas, teniendo autonomía en la identificación de oportunidades para relacionarse con cada uno de nosotros.

Los datos, la digitalización y la inteligencia habilitará una publicidad enfocada en la hiperpersonalización, gobernada y facilitada por algoritmos, que se anticipará a nuestras necesidades y comportamientos, según lo que conozca de cada uno de nosotros, de lo que hacemos, pensamos y deseamos en cada lugar, momento y circunstancia.

Las nuevas interfaces facilitarán a las personas una relación simplificada en una realidad compleja. Las agencias tendremos un papel importante en la creación de mecanismos y procesos para cultivar y cuidar la relación entre personas y marcas en este entorno hiperdigitalizado, donde crear conexiones reales, confiables y duraderas será clave.

La publicidad debe espabilar en aprovechar el poder de los datos. Se trata de sumar los datos a la creatividad, en una hibridación del arte y la ciencia. La publicidad, una vez haya probado correctamente el poder de los datos -también creativo-, querrá cada vez más, y los querrá mejores y más puros.

Por ello, no nos demoremos en adoptar una cultura del dato en las agencias. Es lo primero que hay que hacer. Hay que surfear encima de la ola. El progreso es imposible de parar. Las nuevas tecnologías se van a adoptar masivamente provocando un cambio constante, con lo que es muy difícil pensar en dejar de cambiar continuamente, dejar de adaptarnos, dejar de transformarnos. Y la publicidad tampoco va a dejar de transformarse.

Lo que viene es que van a pasar las cosas cada vez más rápido y debemos estar preparados para ello. La era de la inteligenciación ha empezado a transformarlo todo, y derivará en pocos años en un cambio radical en todos los ámbitos sociales y económicos.

Las agencias tenemos que identificar desde ya los interrogantes, las oportunidades y también el humo, y ponernos las pilas para ser parte de la ola transformadora.

Beatriz Martín, Chief Digital Officer de BBDO&Proximity España

 

NH Hotel Group cierra por 125,5 millones de euros la venta a LaSalle del hotel NH Collection Barcelona Gran Hotel Calderón, con un contrato asociado de alquiler de hasta 60 añosAnteriorSigueinteEl Xacobeo invita al mundo a caminar a Galicia

Noticias recomendadas