The World After Advertising

Mymuesli o cómo crear una marca en tiempo real a través de la red

Mymuesli o cómo crear una marca en tiempo real a través de la redMymuesli es una marca de cereales, pero no una al uso. No es usual su lugar de nacimiento –vio la luz en red de redes en abril de 2007– y no es tampoco usual su inventario de productos, porque su inventario es infinito, tanto como sus clientes. Mymuesli, a diferencia de otras marcas, diseña cereales al gusto del consumidor –cereales customizados– y su punto de venta no es una tienda de cuatro paredes, es la inmensidad de internet. Gracias a ello, en apenas tres años esta empresa, creada en Alemania, ha conseguido expandirse internacionalmente y vende ya sus cereales en Gran Bretaña, Holanda y Suiza, entre otros países. Hubertus Bessau, uno de los fundadores de Mymuesli, explicó ayer en el congreso “The World after Advertising” la insólita historia de éxito de su compañía.

El servicio al cliente, la innovación y la autenticidad han sido las claves del triunfo de Mymuesli, aseguró Bessau. En el éxito de esta marca de cereales han influido también de manera determinante el boca a boca y los medios de comunicación que se hicieron eco de ese boca a boca, añadió el fundador de Mymuesli.

“Creo que todo fue cuestión de suerte y de sincronización”, explicó Bessau. Conocer a fondo el mercado y entablar un diálogo fluido con el cliente fueron dos conceptos clave para hacer despegar el negocio, apuntó. Bessau denominó esta novedosa fórmula comercial como “Shaping Pull”.

“Mymuesli empezó con un blog y 150 direcciones de correo electrónico”, dijo Bessau. “Después, ya con 400 blogs, conquistamos pronto a Google y a los medios de comunicación, primero a los medios online, y después a los diarios, las revistas y finalmente la televisión”, relató el fundador de la empresa de cereales.

Durante la fase de transición de construcción de la marca, “ampliamos sobre la marcha nuestras acciones de SEM y actividades online”, indicó Bessau. Después, durante el proceso de expansión, Mymuesli comenzó a apostar también por la publicidad clásica (televisión, prensa, etc.).

En opinión de Bessau, el pull marketing –receptivo con el consumidor– y el push marketing –agresivo con el consumidor– no son conceptos excluyentes, pero es mejor utilizarlos en fases diferentes. El primero se adapta mejor al lanzamiento de la marca y el segundo a su consolidación, concluyó.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir