líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¡Feliz Navidad...online!

Las compras navideñas a través de la red van a batir todo los récords en tan sólo cinco semanas este año. Y no es sorprendente que los consumidores aumenten su gasto online, teniendo en cuenta que evitan los agobios y las colas, además de que la experiencia de los usuarios es mucho más rica e interactiva. Pero, con todos estos dispositivos conectados en cualquier lugar y en cualquier momento, ¿cómo va a cambiar nuestra Navidad?

Las ventas online crecerán un 14% interanual en las cinco semanas posteriores al 28 de noviembre, y la mitad de todo este gasto se hará en las primeras dos semanas. Pero el estudio de IMRG Capgemini también revela que el móvil ganará popularidad en estas compras. El interés por comprar online se debe tanto a la necesidad como a la conveniencia, y es que los consumidores recurren a la red para encontrar las mejores ofertas y sacar el mayor provecho a su presupuesto, pero también porque es fácil y cómodo.

Por otro lado, los dispositivos móviles son cada vez más un accesorio para las compras físicas, haciendo que éstas sean cada vez más multicanal. También el vídeo online tiene una presencia cada vez más importante en las tiendas, como ASOS o Marks & Spencer, que utilizan estos contenidos para mejorar la experiencia del usuario. Y es que las imágenes estáticas nunca podrán mostrar el detalle y la calidad de los productos que permite el vídeo.

La proliferación del consumo de contenidos online y del uso de dispositivos conectados también cambiará nuestra experiencia en las compras navideñas. De hecho, ya hay marcas como M&S, John Lewis o Boots que han creado campañas navideñas que se pueden consumir desde cualquier dispositivo conectado. Y es esta tecnología la que permite conectar a las grandes audiencias con la página de un producto, integrar conversaciones sociales u ofrecer acceso a jugos sociales desde una única pantalla.

Ahora, sólo queda ver cómo las televisiones online encajan también en esta nueva realidad multipantalla. Y aunque todavía hay mucho por ver en cuanto a los contenidos en estas televisiones y a la navegación en estas pantallas, también tendrán que determinar cómo serán las compras de las audiencias a través de las nuevas televisiones, cómo encontrarán los contenidos y cómo impulsarán el e-commerce. Resolver estas cuestiones será un quebradero de cabeza para marcas y publicistas, pero para los consumidores ¿habrá algo más cómodo que hacer las compras de Navidad en la televisión desde el sofá de casa?

Las buenas ideas no llevan tanto tiempo como defienden las agenciasAnteriorSigueinteLas paradas de autobús se convierten en "centros comerciales" por obra y gracia de los códigos QR

Noticias recomendadas