Agencias

¿Con qué sueña la gente de las agencias?

¿Con qué sueña la gente de las agencias?La gente que trabaja en las agencias de publicidad sueña siempre con ser otra persona. Los directores de arte quieren ser artistas. Los “copys” quieren escribir novelas y guiones. Los ejecutivos de cuentas quieren hacer dinero y los desarrolladores, recién llegados a la “fauna” de las agencias, desean trabajar en una start-up. Pero, ¿qué hay de los estrategas? ¿Con qué sueñan los estrategas que trabajan en las agencias?

No obstante, y antes de responder a esta pregunta, es necesario formular una segunda cuestión. ¿Por qué la gente no quiere trabajar ya en la publicidad? ¿Es porque esta industria ha sido colonizada por tipos aburridos que nada tienen que ver con lo que vemos en la serie televisiva Mad Men? ¿O es simplemente que el mundo de las agencias de publicidad se le ha quedado pequeño a la gente con inquietudes creativas?

Pensemos, por ejemplo, en los creativos que aspiran a convertirse en artistas o escritores. ¿Significa realmente la metamorfosis en artista y escritor ganar más dinero? No necesariamente. Y es que los publicitarios no se convierten en artistas y en escritores para ganar más dinero sin para dar alas con mayor libertad a su propia creatividad interna. Y para ello no dudan en hacer sacrificios y renunciar a las comodidades que tenían trabajando dentro de las agencias, convertidas muy a menudo en “jaulas de oro”.

Sin embargo, no sólo los creativos sueñan con escaparse de la “jaula de oro” e irse a otro lugar para convertirse en otra persona. Es el caso de los ejecutivos de cuentas, que sueñan a menudo con hacer fortuna y ganar fama. Tales ejecutivos se miran de alguna manera en el espejo de Martin Sorrell, aunque otros buscan modelos más vintage y quizás tan bien más “cool” como David Ogilvy, explica Agency Exe X en Digiday.

Otros que también sueñan son los desarrolladores. Y sueñan, no con convertirse en el nuevo David Ogilvy, sino en el próximo Mark Zuckerberg. Su deseo más profundo es convertirse en los creadores de “the next big thing” en el universo digital y convertirse en el dueño de su propia start-up.

Una vez repasados los sueños de creativos, ejecutivos de cuentas y desarrolladores, llega el momento de escrutar los sueños de los estrategas, o de los planificadores, como otros prefieren llamarlos.

¿Con qué sueña un estratega o un planificador? ¿Quizás con escribir un libro? ¿Y sobre qué trataría el libro? ¿Sobre el Antiguo Egipto o sobre la etimología del diagrama de Venn? Dentro del universo publicitario existe la percepción de que los estrategas son en realidad la conciencia de las agencias. Lo que está claro es que su meta es hacer siempre las cosas bien. Y eso está muy bien. Lo que no está tan bien es que su rol les deja escaso margen de maniobra para hacerse también un hueco fuera de las agencias de publicidad, en el mundo real, vaya.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir