Agencias

¿MEDIO VACÍO O MEDIO LLENO? EL PUNTO DE VISTA DE TIEMPO BBDO SOBRE LA CRISIS

Tiempo BBDO, de la mano de BBDO Worldwide, ha analizado detenidamente la reacción de los consumidores frente a la crisis económica y la implicación de las marcas en la coyuntura actual. El estudio ha sido realizado en 17 países del mundo con entrevistas cuantitativas realizadas a 1.000 personas por país. De esta forma se han identificado cuatro grupos distintos de consumidores, tanto en España como en el resto de países. Cada grupo se ve afectado de una manera distinta ante la crisis, y cada uno de ellos reacciona de diferente modo.

Las Víctimas. La gente que vemos en las noticias. Un 13% de la población española. Están sufriendo realmente, pero en muchos casos resisten, cambian de comportamiento y hacen ajustes a su nueva realidad. Planifican y controlan sus compras mucho más, no salen de compras sin presupuesto ni lista de la compra. Pero incluso éstos no han renunciado a comprar marcas: gastan cuando realmente ven el valor que les aporta el producto en términos de calidad. Tienen un punto de vista bastante individualista sobre la vida y esto no ha cambiado debido a la crisis. Este hecho les distingue del siguiente grupo.

Los Cruzados. Un 26% de los españoles. También están sufriendo recortes de ingresos, ya sea porque un miembro de la familia está en paro, o por recorte de horario laboral. Pero a diferencia de las Víctimas, optan por un punto de vista más colectivista, colaborador y optimista. El apoyo de sus familias y de sus redes sociales les ayuda a mitigar el efecto de la crisis. En cuanto a las marcas, reclaman su comprensión por la nueva situación hasta que vuelvan a recuperar su normalidad.
Estos dos grupos suman el 39% de la sociedad española que se ve directamente afectada. Pero queda un 61% que sigue igual o incluso en mejor situación económica, aunque el entorno de crisis afecta en sus perspectivas.

Los Oportunistas. Un 20% de la población en España. Para ellos, todo sigue igual, incluso mejor porque aprovechan las rebajas y gangas que hay en todas partes con el objetivo de impulsar el consumo. Hablan de la crisis, pero discretamente. Pueden continuar gastando cuanto quieran, sobretodo para darse caprichos como videojuegos, maquillaje o moda, o para aparentar opulencia. Estos aspectos los aleja de;

Los Enganchados. El grupo mayoritario en la sociedad española (un 41%). Tampoco se ven afectados directamente por la crisis, pero a diferencia, de los Oportunistas, han experimentado una transformación en su actitud hacia una conducta más colectivista y solidaria con su familia, su comunidad e incluso con el planeta. Intercambian información con su red social sobre ofertas y gangas, dando apoyo a los que están sufriendo. Ven la crisis como una batalla que pueden ganar con cupones, investigación y chollos.

¿Que significa todo esto para las marcas? Se extraen dos grandes aprendizajes:

1) No todas las personas responden de la misma manera ante la crisis; vemos que hay diferentes grupos que se comportan con determinadas conductas según sea su situación económica, su actitud y su psicología.

2) La gente no prefiere únicamente lo más barato y económico. Si una marca sólo habla de economizar, ignora al 61% de los consumidores españoles que siguen igual o, incluso, han salido ganando. Con un poco más de conocimiento en profundidad de las motivaciones humanas, las marcas pueden llegar a convencer y aguantar mejor la situación actual hasta la recuperación económica.

De estas motivaciones Tiempo BBDO ha identificado siete claves para que en tiempos de crisis las marcas se aseguren que sus consumidores sigan confiando en ellas. Eso evita tener que entrar constantemente en una batalla de precios que no aporta ningún beneficio para la marca a largo plazo.

1) Control. En un entorno de incertidumbre, la gente necesita tener la seguridad de tener controlados sus gastos. Las marcas que les ayuden a tener esa sensación, saldrán ganando.
2) Normalidad. Pese a que su vida haya cambiado debido a la crisis, la gente necesita normalidad y confiará en las marcas que se la devuelva.
3) Reconocimiento. Las marcas que hagan un esfuerzo por demostrar que entienden lo que están viviendo sus consumidores y reconocen sus dificultades, saldrán ganando.
4) Placeres. A pesar de la situación sombría, los consumidores siguen con la necesidad de darse pequeños caprichos y momentos de placer –”rayos de luz”– ya sea, por ejemplo, un buen helado o una excursión en familia.
5) Guardar las apariencias. Por lo mal que lo pueden estar pasando, quieren mantener un cierto nivel frente a los demás.
6) Valores. Detectamos que en muchos mercados la gente dice lo mismo: que la crisis les ha hecho replantearse sus valores y encontrar una nueva apreciación de lo que realmente les importa en la vida. Marcas que reflejen estos valores más solidarios y que vayan más allá del consumismo frenético de los años de “boom”, tendrán ahora una resonancia con sus públicos objetivos.
7) Relaciones humanas. Cuidar a “los tuyos” siempre ha sido un motivo muy importante de compra. Y en tiempos difíciles este propósito toma especial relevancia. Esto representa una gran oportunidad para marcas de ambiente familiar, ya que (por ejemplo) los padres no renuncian a gastar en sus hijos.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

014

Ojo

Hotwire

Compartir