Agencias

Estos monstruos meten el miedo en el cuerpo a los marketeros

10 siniestros monstruos que erizan la piel de los marketeros en Halloween (y todo el año)

En Halloween miles de monstruos (más y menos aterradores) se escaparán durante unas horas del mundo de los muertos para poner los pelos de punta a los vivos.

Sin embargo, los monstruos no campan única y exclusivamente a sus anchas durante la Noche de Brujas. Hay algunos que hacen lamentablemente de las suyas durante todo el año.

Hostigados por abracadabrantes monstruos los doce meses del año están, por ejemplo, los marketeros, que tienen que vérselas permanentemente con las sanguinarias “bestias” que recoge a continuación LinkedIn en la siguiente presentación:

1. Fantasmas en la base de datos de correo electrónico
Si no se limpian y asean de vez en cuando, las bases de datos de correo electrónico se llevan de telarañas y esqueletos en forma de direcciones inactivas o totalmente erróneas. Cuando una base de datos está llena de “fantasmas”, es casi imposible recibir envíos sin recibir centenares de “mailer daemons”.

2. Estrategia zombi de SEO
El SEO es una disciplina eternamente cambiante. Por eso, quienes utilizan tácticas trasnochadas de SEO están condenados a caminar arrastrando los pies por los motores de búsqueda y no dar jamás en la diana. Para evitar que las estrategias de SEO se conviertan en “muertos vivientes", hay que estar ojo avizor a los cambios y optimizar las páginas para los cada vez más omnipresentes dispositivos móviles.

3. Proyectos vampiros
La mayor parte de los departamentos de marketing tiene unos cuantos proyectos vampíricos agazapados en cada esquina. Estos proyectos no chupan sangre pero sí mucho dinero, que no se traduce jamás en ROI contante y sonante. Afortunadamente es más fácil identificar y repeler a los vampiros en el marketing si las marcas se pertrechan previamente de una estrategia suficientemente sólida.

4. Software de Frankenstein
La mayor parte de los marketeros tienen un pequeño Frankenstein habitando en sus entrañas. Y ese Frankenstein se traduce en software que nade tiene de integrado y que parece hecho a base de “parches”. Despojado de la integración, el software afecta muy negativamente a la eficacia del marketing.

5. Monstruo de los datos en el armario
Cuando somos niños, echamos mano de la manta para hacer frente (y no ver) a los monstruos que nos acosan desde el armario. Y aunque ya adultos, muchos marketeros se valen de la misma táctica cuando se topan de bruces con el monstruo de los datos que habita en el armario. Craso error porque a este monstruo, que es amigo íntimo de los cambios, debe concitar la atención de los marketeros y no ser ignorado por los marketeros, que deben mirarle directamente a los ojos y dar con fórmulas para que datos y creatividad pasen por el altar.

6. Experiencia móvil momificada
Lentas, simples y anticuadas, las experiencias móviles momificadas son únicas ahuyentando al usuario de los dispositivos móviles (y eso que más de la mitad de la navegación online es engullida por este tipo de dispositivos).

7. Cuenta 2.0 sin cabeza
Como sucede en La leyenda de Sleepy Hollow, donde un jinete sin cabeza siembra el terror en una pequeña población, en las redes sociales hay a menudo decenas de cuentas “descabezadas” (por pura desidia de las marcas que están detrás).

8. Alineamiento entre marketing y ventas a lo Jekyll & Hyde
El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde es un ejemplo absolutamente pluscuamperfecto de mal alineamiento entre personalidades. En el universo marketero el marketing y las ventas no están a veces bien acoplados y eso que su alineamiento es perfectamente posible gracias a los sistemas de CRM y la automatización.

9. Planes que aúllan como hombres lobo
Los hombres lobo se metamorfosean cuando la luna llena brilla en el cielo. Y tomando como ejemplo a estas criaturas, hay planes de content marketing que cambian permanentemente de “look”. Y eso que no pocas investigaciones han demostrado que contar con plan documentados de marketing de contenidos es lo más eficaz en términos marketeros.

10. Monstruos víctimas de absurdos clichés
De igual modo que Michael Meyers en Halloween, Jason en Friday the 13th y otros asesinos enmascarados de películas de terror se están esforzando por ir más allá de los clichés, el content marketing debe hacer lo mismo y renunciar a las estereotipadas fotos de banco de imágenes para ilustrar los contenidos salidos de sus entrañas.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir