Agencias

12 razones por las que las agencias cuentan de vez en cuando "mentirijillas" a sus clientes

liesA los profesionales de las agencias se les tilda habitualmente de “mentirosos”. Mentir sólo es una buena estrategia a corto plazo, pero algunos publicitarios no pueden reprimir las ganas de contar de vez en cuanto “mentirijillas” al cliente. Sin embargo, y sin ánimo de exonerar completamente de culpa a las agencias, esas “mentirijillas” tienen muchas veces una razón de ser: el propio cliente. 12most.com enumera a continuación algunas razones por las que las agencias no tienen a veces más remedio que mentir a sus clientes:

1. El cliente no planifica
La relación entre agencias y clientes se ve reducida en estos casos a una relación puramente reactiva en la que no hay prácticamente tiempo para pensar.

2. El cliente no tiene una estrategia
Si el cliente no se toma la molestia de tener una estrategia, es complicado involucrar a la agencia y que ésta genera para él publicidad verdaderamente efectiva.

3. El cliente no utiliza métricas
Cuando un cliente no se preocupa de medir la eficacia de sus acciones publicitarias, a las agencias no les queda muchas veces otra opción que mentir.

4. El cliente se deja llevar por las modas
Se agarra como a un clavo ardiendo a la última moda, se distrae y distrae también a la agencia que trabaja para él.

5. El cliente no sabe dirigir
Cuando el cliente no sabe “llevar los pantalones” en su relación con la agencia, ésta se permite el lujo de contarle cualquier cosa para tenerlo contento.

6. El cliente no tiene los conocimientos necesarios
No se le puede pedir al cliente que sea un erudito de la publicidad, pero sí que tenga unas nociones básicas.

7. El cliente tiene muy mal gusto
Enfrentada a un cliente con mal gusto, a la agencia no le queda a veces más remedio que mentir.

8. El cliente no tiene en cuenta al consumidor
Si como cliente comete este “pecado capital” y su agencia no le hace ser consciente de ello, muy probablemente se hundirá junto a ella en el infierno.

9. El cliente quiere la agencia le diga “sí” a todo
Los “síes” sin ningún tipo de fundamento son veneno para las marcas.

10. El cliente cree que el marketing es un mal necesario
No se toma el marketing demasiado en serio y la agencia tampoco lo toma a él demasiado en serio.

11. El cliente es un mero “aficionado”
Se toma la publicidad como un pasatiempo y la agencia está en realidad deseando perderlo de vista.

12. El cliente no sabe lo que quiere
No sabe tomar decisiones y la agencia no puede evitar mentirle para curar su indecisión.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir