Agencias

4 preguntas para asegurarse del éxito de una agencia

4 preguntas para asegurarse del éxito de una agenciaLos empresarios y directores tienen que ser capaces de identificar procesos y metodologías que sean fáciles de adoptar, pero también tengan el potencial de servir para el mayor número de problemas posibles. Y, aunque no hay respuestas sencillas a muchos de los problemas que se gestan dentro de una agencia, sí hay ideas sencillas que se pueden aplicar a muchos problemas complejos.

Harry Gold, CEO y fundador de Overdrive, propone en ClickZ “las cuatro preguntas para la gestión de cuentas” para asegurarse de que las bases más críticas están cubiertas en los departamentos de medios y cuentas. Una serie de preguntas básicas que se pueden extrapolar en cualquier momento a todos los segmentos o departamentos de la industria y que deben cuestionarse con cada cuenta o campaña en al que se esté trabajando. Cuatro ideas que suponen el paso previo a otras cuestiones importantes para el éxito de una agencia.

1. ¿Están las cuentas en orden?
No se trata de codicia o egoísmo, pero es cierto que nada irrita más a los clientes o crea más problemas en la compra de medios que los problemas financieros. Perder facturas, no seguir las órdenes de compra, retrasos en los pagos, etc. son sólo algunas de las cosas que complican el día a día de las agencias, y hacen perder el tiempo a sus trabajadores y a sus clientes. Además, este tipo de problemas tienen un impacto directo en la credibilidad de la agencia. Si una empresa es incapaz de que sus cuentas estén en orden, ¿se le pueden confiar campañas complejas de millones de dólares?

2. ¿Cuáles son los asuntos pendientes?
Pregúntate cada día qué hay pendiente y actualiza tu lista de cosas que hacer. De esa forma, estarás atento a las cosas más importantes, pero también a las secundarias, y que podrían causarte problemas si no les prestas la atención necesaria. Además, envía a tu cliente recordatorios con las cosas que necesitas de él y olvida la excusa de “estoy esperando la aprobación del cliente”. Es posible que tu persistencia les moleste al principio pero, con los resultados encima de la mesa reconocerán tu afán por tener el trabajo al día y te verás recompensado.

3. ¿Va a funcionar?
Muchas veces se crean campañas que no tienen sentido, en las que faltan llamadas a la acción o los mensajes no están claros. Por ello, a la hora de realizar cualquier programa de marketing hay que crear un camino rápido que vaya de la impresión a la conversión. Si tu programa necesita demasiados saltos o una comprensión intelectual compleja, no funcionará. Ten en cuenta que la creatividad que no vende no tiene ningún futuro, por muy bonita que sea la imagen que utilices o por mucho que encuentres los medios más novedosos para lanzar tu mensaje.

4. ¿Cómo se puede mejorar?
Se trata de la pregunta más importante. Ten en cuenta que siempre se puede mejorar un plan, una creatividad, una campaña o unas prácticas. Y para ello hay que recordar que el éxito y la optimización no son un destino, sino un proceso y una metodología. Por ello, los responsables de marketing tienen que estar siempre buscando la forma de mejorar la eficacia y la optimización. Es necesario desarrollar un ojo crítico para entender los aspectos a mejorar y catalogar los éxitos pasados para aplicarlos a programas futuros. Si sabes que algo funciona, céntrate en ese éxito y mejóralo todo lo que puedas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir