Agencias

Lo que las agencias pueden aprender del Liverpool

5 "jugadas" que las agencias deberían copiar al flamante campeón de Champions: el Liverpool

Del Liverpool, el flamante campeón de la Champions League, y de su entrenador, el alemán Jürgen Klopp, las agencias pueden aprender unas cuantas lecciones.

liverpoolEl pasado sábado el Liverpool se impuso por 2 goles a cero al Tottenham en la esperadísima final de la Champions League, celebrada este año en Madrid al abrigo del Estadio Metropolitano del Atlético de Madrid.

La victoria de “The Reds” en la Champions League es en buena parte deudora del entrenador alemán Jürgen Klopp y de su férreo y calculadísimo sistema, un sistema de naturaleza holística en el que están convenientemente amalgamados el espíritu de equipo, la inspiración y la modestia.

Del exitoso sistema de Klopp las agencias pueden aprender (quién lo diría) unas cuantas lecciones, las cuales son desgranadas a continuación por Brian O’Connor en un artículo para Horizont:

1. Hacen falta más “curators” dentro de la agencias

Para levantar los cimientos de una agencia que como el Liverpool esté en permanente desarrollo se necesita el equipo correcto. Y para que ese equipo funcione debe estar ungido con el don de la diversidad (que vale su peso en oro tanto en términos futbolísticos como publicitarios).

En los tiempos que corren los jefes dentro de las agencias deben ejercer sobre todo y ante todo de “curators” (al más puro estilo de Klopp) y tomarse la molestia de que todos y cada uno de los integrantes de su equipo sean dueños de su propia USP (Unique Selling Proposition).

Descubrir, dar forma y expandir (hasta el infinito y más allá) esa USP es el verdadero y más importante valor añadido que un jefe puede aportar a una agencia. Algo así es lo que ha hecho, por ejemplo, Klopp con el jugador Virgil van Dijk.

2. La creatividad necesita desarrollarse en el terreno adecuado

Los publicitarios, al igual que los futbolistas, necesitan el terreno apropiado para echar brotes verdes. Embutida en un rígido corsé la creatividad no da lamentablemente fruto alguno. Esta es la razón por la que Mario Götze se reveló a las órdenes de Klopp como un magnífico jugador en el Borussia Dortmund y se topó, sin embargo, de bruces con el fracaso en el Bayern de Múnich.

La creatividad pivota en último término en torno la interacción de ideas distintas entre sí. Para desplegar las alas la creatividad necesita ser alimentada con una buena dosis de inspiración y también de espacio para poder respirar libremente. Huérfana de espacio y de inspiración, la creatividad que los publicitarios alojan en sus entrañas acaba siendo dinamitada.

3. El liderazgo se ejerce a través de la responsabilidad (compartida)

Klopp lidera el Liverpool enarbolando la bandera de la responsabilidad, una responsabilidad que comparte con sus jugadores (con el último objetivo de motivarles y también de echar el lazo a un bien extraordinariamente exiguo en la actual industria del fútbol: su lealtad).

Y esa lealtad que Klopp es capaz de inocular en sus jugadores es la misma que los jefes de las agencias deberían instilar en sus empleados.

Cuando la responsabilidad es compartida dentro de las agencias (y quien ejerce de jefe no practica el “micromanaging”), los empleados se sienten más motivados y el líder que los dirige es simultáneamente descargado de presión (que repartida se hace lógicamente mucho menos pesada).

4. El factor humano es de una trascendencia absolutamente vital

En el éxito de Klopp es absolutamente decisivo su factor humano, su asombrosa habilidad para “leer” a otras personas y de agasajarlas con la libertad necesaria (y también de intervenir en el momento adecuado). Klopp dirige a los jugadores del Liverpool, pero no los determina (hasta casi asfixiarlos) y es capaz siempre de soportar la presión.

Como el entrenador del Liverpool, los jefes dentro de las agencias deben alumbrar una estructura organizacional en la que todo el mundo sepa lo que hay que hacer y en la que los errores (que los habrá) sean convenientemente amortiguados por el resto del equipo.

5. No todo orbita en torno a la victoria

Klopp ha confesado en más de una ocasión en que los títulos no son su motivación más importante y que si desea que el Liverpool gane partidos, es para que los hinchas disfruten con la victoria, no para bruñir su estatus de entrenador con más galones.

De manera similar, la fuerza motora de las agencias no debería ser en modo alguno ganar premios sino poner en manos del cliente la mejor idea (independientemente de si ésta es galardonada o no en los grandes festivales de publicidad).

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir