Agencias

5 razones por las que las agencias deberían dejarse picar por el gusanillo de Snapchat

snapchatSnapchat se ha convertido en los últimos tiempos en la estrella de más relumbrón de la galaxia 2.0. Esta red social, que tantísimos jóvenes (y no tan jóvenes) han convertido ya en su media naranja, continúa, no obstante, generando dudas entre anunciantes y agencias.

Aun así, y pese a que tirarse a la piscina de una nueva plataforma 2.0 provoca inevitablemente vértigo, las agencias deberían hincarle el diente cuanto antes a Snapchat para las 5 razones que enumera a continuación W&V:

1. Entender a la Generación Z
Puede que Snapchat sea hoy por hoy una plataforma plagada sobre todo y ante todo de adolescentes (y que esos adolescentes no interesen demasiado a la agencias ni a sus clientes), pero esos adolescentes están llamados a convertirse en los niños mimados de los marketeros en el futuro, reemplazando a los omnipresentes millennials. El futuro del marketing y la publicidad pasa inevitablemente por la Generación Z y esa generación hay que conocerla a fondo en su hábitat, que no es otro que Snapchat. Si no quieren que la (previsible) subida a los altares de la Generación Z les pille con la guardia baja, las agencias harían bien en utilizar Snapchat como laboratorio para estudiar a los consumidores más jóvenes.

2. Ser “first movers”
Los primeros en apostar por una tecnología de nueva hornada tienen muchas posibilidades de salir con los ojos morados del envite, pero también de salir airosos y adelantarse a otros “players”. Son las ventajas (y las desventajas) de ser el primero.

3. Aprender a contar historias en 10 segundos
Snapchat pone en manos de las agencias una forma completamente distinta de “storytelling” que deja muchísimo espacio a la creatividad. En esta plataforma las historias son necesariamente más cortas y para dominar esta nueva modalidad de “storytelling” las agencias necesitan experimentar y enarbolar la bandera del método “ensayo y error”. Si no se toman la molestia de ensayar y equivocarse en Snapchat, perderán una oportunidad valiosísima de conectar con el (nuevo) consumidor.

4. Inspirar a los clientes
Las agencias deben estar siempre un paso por delante de sus clientes y aprender a filtrar lo que es relevante de verdad de lo que es un mero “hype”. Snapchat ha dado muestras en los últimos años de que no es ni mucho menos flor de un día y que, publicitariamente hablando, tiene muchísimo futuro por delante. Razón de más para que las agencias se arrojen en sus brazos cuantos antes para inspirar así a sus clientes (quizás más remolones a la hora de subirse al tren de Snapchat).

5. Mostrar su lado más humano
Snapchat es una red social hecha de momentos y esos momentos, profundamente humanos, pueden ser engendrados por cualquiera, por un adolescente, por una joven de 30 años y también por una agencia. La célebre app de los mensajes autodestructibles puede ayudar a las agencias a mostrar al mundo que detrás de ellas hay personas de carne y hueso y de paso también a reclutar talento.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir