Agencias

Las ventajas (en clave laboral) de las agencias digitales

6 razones por las que las agencias digitales son el jardín del edén para los publicitarios

agenciasEs un secreto a voces que las agencias tradicionales lo tienen cada vez más complicado para tirar la caña al talento joven, que prefiere morder el anzuelo que tienen a bien lanzarle las empresas tecnológicas y sus suculentos salarios.

Hay, sin embargo, algunas agencias que están en disposición (si así lo desean) de convertirse en un poderoso imán para el talento de nuevo hornada. Hablamos de las agencias digitales que, rebosantes de dinamismo y huérfanas de rigideces, se las ingenian para cautivar a las nuevas camadas de talento.

A continuación, y de la mano de Horizont, enumeramos varias razones (sumamente convincentes) por las que las agencias digitales son el paraíso laboral en la Tierra para los publicitarios (tanto bisoños como veteranos):

1. Se aprende mucho más rápido

Quienes se zambullen profesionalmente en el apasionante océano de las agencias digitales están rara vez encadenados a labores repetitivas y aburridas. Bien es cierto que se topan con no pocas dificultades, pero son precisamente esas dificultades las que les curten como profesionales.

En el seno de una agencia digital los empleados tienen la posibilidad de hincar el diente a múltiples disciplinas: la gestión de proyectos, el desarrollo de estrategias, el reporting, las métricas, el diseño de apps, la programación de “skills” con la vista puesta en Alexa, etc.

Las agencias digitales son pródigas en tareas variopintas y quienes allí se desenvuelven profesionalmente están permanentemente aprendiendo y sumando nuevos conocimientos al “disco duro”.

2. Se asumen responsabilidades con más celeridad

A través del aprendizaje continuo, la acumulación de nuevos conocimientos y el desempeño de tareas de carácter variopinto los trabajadores de las agencias digitales están en disposición de asumir responsabilidades de manera extraordinariamente rápida.

Las agencias digitales están permanentemente necesitadas de expertos, que deben comenzar a asumir responsabilidades de manera casi instantánea, y también de estrategas que sean capaces no sólo ver los árboles en el bosque sino también construir bellas casas sobre los árboles.

En las agencias digitales las responsabilidades no son deudoras de las jerarquías. Y por eso los empleados son ungidos con suficiente espacio para poder esprintar (y asumir responsabilidades) en la empresa que ha tenido a bien prestarles cobijo profesional.

3. Se asciende antes

En una agencia digital no hay que estar encadenado a un puesto junior durante cuatro años y esperar que despidan a alguien para poder hincar el diente a un nuevo puesto. Por lo general quien en una agencia digital aprende rápido y da muestras de su compromiso con la empresa tiene siempre posibilidades de ascender.

Las posibilidades de ascenso motivan a los empleados y son también de suma importancia para las agencias, que pueden así desarrollarse como empresas de manera mucho más ágil.

4. Se hinca el diente antes a las nuevas tendencias

La inteligencia artificial, los chatbots, las plataformas de gestión de datos y la “customer centrity” son para el común de los mortales “palabros” totalmente vacíos de sentido.

Quienes trabajan en las agencias digitales suelen ser los primeros en desarrollar las soluciones que después pasan a formar parte del día a día de las personas.

Los empleados de las agencias digitales son necesariamente “early adopters” y se precian de ver una posible nueva tendencia donde los demás, con una venda en los ojos, no ven ninguna posibilidad.

Quienes trabajan en las agencias digitales ejercen también habitualmente de influencers y su labor es explicar a los profanos en las últimas tendencias lo que se lleva y lo que no.

5. Se trabaja de forma integrada

En una agencia digital diseñadores gráficos, creativos, planners y estrategas trabajan de manera integrada en aras de la máxima eficiencia.

Los trabajadores digitales son los arquitectos, los constructores, los albañiles, los electricistas y los soldadores de la transformación digital. Y las “obras” donde trabajan toman el nombre de “campañas”, “aplicaciones”, “skills” o “soluciones”.

Su objetivo común es levantar un edificio (que no es otro que contribuir al éxito económico del cliente). Y para hacerlo el trabajo en equipo (y ajeno a los silos) es de suma relevancia.

Todos los miembros del equipo deben hablar entre sí para que fluya la comunicación y se plante eventualmente la simiente de la colaboración y la integración.

6. El cambio es la norma

En una agencia digital es difícil (por no decir imposible) estar esposado a una única y monótona tarea. Hay, al fin y al cabo, diferentes clientes de ramos distintos y herramientas y tecnologías que no paran jamás de cambiar.

El universo digital, de naturaleza cambiante, exige a los trabajadores de las agencias digitales estar permanentemente actualizándose y enfrentándose a nuevos y variopintos desafíos.

En un entorno gobernado por el cambio las agencias digitales se preocupan, por otra parte, de mimar en la medida de lo posible a sus empleados y de procurarles flexibilidad, la misma que está firmemente incrustada en su ADN.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir