Agencias

Spin, Lime y Bird, las empresas de patinetes eléctricos en San Francisco

Adiós al alquiler de bicicletas: los patinetes eléctricos son la nueva moda en San Francisco

Spin, Lime y Bird han lanzado en San Francisco un nuevo servicio de alquiler de patinetes eléctricos por menos de un dólar.

Adiós al alquiler de bicicletas: los patinetes eléctricos son la nueva moda en San FranciscoAlquilar una bicicleta para ir de un punto a otro de la ciudad está pasado de moda. La ciudad de San Francisco ha encontrado un nuevo modelo de transporte con el que pretende conquistar a sus habitantes: los patinetes eléctricos.

Este nuevo servicio de alquiler aterrizó a principios de marzo en la ciudad estadounidense de la mano de las empresas Spin, Lime y Bird. El único requisito que ponen estas compañías para poder usar estos patinetes es instalarse su aplicación y tener más de dieciocho años.

El alquiler de estos patinetes cuesta menos de un dólar, una alternativa muy asequible en comparación con el precio del transporte público de San Francisco (2,5 dólares). Además, se pueden usar sin necesidad de contar con una licencia o de ponerse un casco.

Este modelo de transporte alternativo promete reducir los atascos que hay en la ciudad estadounidense, así como el número de emisiones. Pero no son todos ventajas. Los patinetes eléctricos, al igual que ocurría con las bicicletas, están empezando a acaparar las aceras, imposibilitando el paso de los peatones.

Además, este hecho está prohibido, ya que solo se permite circular a los patinetes por caminos y por el carril bici. Y solo pueden hacerlo a una velocidad máxima de 25 millas por hora (40 kilómetros por hora).

Otra clara desventaja que presentan estos nuevos patinetes eléctricos es su alta probabilidad de accidentes. Igualmente, está en duda si su negocio de alquiler podrá llegar a ser rentable. Por el momento, Spin, Lime y Bird han invertido 200 millones de dólares para financiarlos.

Un mes antes de que se popularizara este nuevo método de transporte, Uber se asoció con Jump para lanzar su propio servicio de alquiler de bicicletas eléctricas en San Francisco. Con una tarifa fija de dos dólares por cada media hora que uso, se planteaba también como una buena alternativa al elevado precio del transporte público de la ciudad.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir