Agencias de marketing

Según Beck Bamberger, fundadora de BAM Communications

Las 7 alarmas que toda marca debe activar para saber que su agencia no es la adecuada

El pájaro de las dudas sobrevuela sobre nuestras cabezas pero -muchas veces- no sabemos cazarlo. Por ello, Beck Bamberger, fundadora de BAM Communications ha querido recoger en Adweek qué señales muestran que su agencia no es la adecuada para su marca y cuándo hay que activar todas las alarmas. En MarketingDirecto.com, se las recogemos.

alarmas marca

Hay ocasiones en que todas las alarmas se encienden en su cabeza, usted que forma parte de una compañía y que, a cada paso, tiene que tomar caminos decisivos para que su marca funcione y desarrolle su actividad con éxito.

Las decisiones, en ocasiones, se tornan fáciles cuando las señales están claras. En otras, cuesta activar los sentidos y llegar a un entendimiento y a una conclusión para poder progresar en el futuro de la empresa. En muchas ocasiones surgen dudas: ¿es esta campaña la ideal para llegar a mis clientes? o ¿está mi agencia de relaciones públicas trabajando en consonancia con mis intereses? Múltiples cuestiones, algunas difíciles de responder.

El pájaro de las dudas sobrevuela sobre nuestras cabezas pero -muchas veces- no sabemos cazarlo. Por ello, Beck Bamberger, fundadora de BAM Communications ha querido recoger en Adweek qué señales muestran que su agencia no es la adecuada para su marca y cuándo hay que activar todas las alarmas. En MarketingDirecto.com, se las recogemos.

1. Su respuesta siempre es: sí

Desconfíe cuando su agencia siempre le da la razón y la respuesta a todas sus preguntas siempre es sí, aún cuando sus peticiones sean tan alocadas que no cabrían en la cabeza cabal de una compañía que no quiere meter la pata. "En mi experiencia, las agencias sabrán cuándo retroceder diplomáticamente, a menudo protegiéndote de una pesadilla de relaciones públicas", señala Bamberger. Esto quiere decir que toda buena agencia que no piense únicamente en el beneficio rápido -y propio- sabrá pararle los pies y ayudarle a construir una buena reputación para su empresa.

2. Los KPIs deben ser claros

¿Hay tanta confianza con su agencia que hace tiempo que no le pide los resultados? Esta decisión es un error y es necesario tener sobre la mesa los KPIs para actuar en consecuencia. " Su relación de agencia puede comenzar a sentirse más como un matrimonio sin métricas para responsabilizarse mutuamente. Recuerde, se trata de una asociación empresarial y debe medir su rendimiento de forma clara y regular", ha señalado.

3. No existe en innovación en sus entrañas

Cuando una agencia no está al día de las últimas novedades e innovaciones tecnológicas es un problema y puede suponer un estancamiento en el trabajo de la misma. Esto quiere decir que, si una agencia no busca innovación constantemente, puede que tampoco esté siendo novedosa para su marca y, con ello, su compañía puede quedarse por detrás de su competencia; algo que debería hacer saltar todas las alarmas. "Si desea una agencia que realmente supere los límites, busque pruebas de ello en la cultura empresarial de la agencia", afirma.

4. Sin diversidad no hay futuro

"Los estudios han descubierto que la diversidad puede impulsar la creatividad", expresa Bamberger de forma tajante. Por ello, es trabajo de la marca saber con qué agencia trabaja y conocer si en su idiosincrasia se encuentra la diversidad. Esto quiere decir que, si una empresa apuesta por ella también contará con un equipo que puede dar diferentes visiones que enriquecerán el proceso y el proyecto final.

5. La rotación es su 'modus vivendi'

Una de las grandes preocupaciones que deberían hacer saltar todas las alarmas de su marca es que la agencia con la que trabaja cambie de empleados con demasiada periodicidad. Una alta rotación quiere decir que algo no va bien en las entrañas de la organización y " podría ser indicativo de un lugar de trabajo tóxico". ¿Quiere trabajar con una empresa que no cuida a sus empleados? Es decisión suya.

6. No recibe comentarios

Una retroalimentación reflexiva, que incluya comentarios de la agencia de manera constructiva, es más que necesario para que la relación laboral funcione. "Asegúrese de que su agencia se tome el tiempo para explicar cómo algo es bueno o no y por qué algo funciona o no. Recuerde que construir una reputación no es simplemente "entregar las llaves". Es una gran colaboración", señala.

7. Su marca se ha expandido, pero ellos no

El trabajo en los inicios pudo ser perfecto pero, a veces, las cosas evolucionan de manera diferente por separado. Esto quiere decir que si su marca se expande a grandes niveles, y su agencia no lo ha hecho, puede que no lleguen a todo lo que debería llegar para una marca que ha crecido a un paso más rápido. En este caso, la agencia debe ayudarle a encontrar otro tipo de agencia asociada que llegue hasta donde usted necesita. Si esto no pasa, es momento de separarse.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Informa

Atresmedia

Compartir