Agencias

Los CEOs de IPG, WPP, Omnicom y Dentsu contra el veto migratorio de Donald Trump

No a la orden aprobada por Donald Trump sobre los inmigrantes y refugiados. Este es el mensaje que se grita en las calles de Estados Unidos (EE.UU.) y de medio mundo.

El decreto puesto en marcha por el presidente electo para vetar la entrada en el país de los nacionales de siete naciones de mayoría musulmana, ha levantado la polémica tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Las movilizaciones y protestas contra Donald Trump se suceden cada vez con una mayor intensidad. Numerosas celebridades y grandes compañías y sus marcas han mostrado su absoluto rechazo al decreto, y puesto en marcha ayudas y programas que declaran la guerra a la ideología del todopoderoso magnate.

La industria publicitaria no iba a ser menos. En las últimas horas hemos conocido las declaraciones de los máximos responsables de varios de los holdings publicitarios más importantes del mundo. Todos coinciden en que la restricción del movimiento de los inmigrantes y refugiados que llegan a EE.UU. es un grave error.

Uno de ellos ha sido Martin Sorrell. El CEO de WPP no ha vacilado ni un momento a la hora de declarar que siente una “aversión instintiva”, hacia el presidente electo. “No existe un impacto inmediato pero estamos preocupados por las consecuencias que puede tener sobre nuestra gente y sus familias”.

Otro de los que se ha pronunciado ha sido el CEO de Omnicom, John Wren. “Nuestra gente es el activo más importante que tenemos y, en este momento, nuestra prioridad es apoyar a los empleados, a sus familias y a todos aquellos que se vean afectados de algún modo”.

El rechazo al veto establecido por Trump se ha extendido como la pólvora en la industria publicitaria. “Seguimos comprometidos con una plantilla totalmente diversificada”, ha manifestado el CEO de Dentsu Aegis, Jerry Buhlmann a través de un comunicado de prensa del que se hacen eco en Adweek.

“Para cualquier multinacional, el libre flujo de talento en todas las unidades de negocio es la clave del éxito”, expresaba el CEO de IPG, Michael Roth. “Para una empresa de servicios como la nuestra, y una compañía que ha sido pionera en establecer soluciones abiertas para nuestros clientes, resulta aún más importante que seamos capaces de construir equipos independientemente de su nacionalidad, creencia religiosa o lugar de origen”, añade Roth.

“Sí bien es demasiado pronto para conocer el impacto que tendrá esta prohibición en nuestra empresa, hemos querido recordar a todos los empleados de IPG que vamos a protegerles y ofrecerles toda la ayuda que requieran tanto para su seguridad como para la de sus familias”, añade animando a cualquier trabajador que tenga dudas o se sienta amenazado a acudir al departamento de recursos humanos y asistencia legal.

Estas declaraciones siguen la estela de las realizadas por los CEOs de otras grandes compañías como Google, Airbnb, Lyft, Twitter o Facebook. Todos han criticado el decreto de Trump y se muestran como fieles defensores de la libertad y, por supuesto, de la protección de sus empleados y familias.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir