líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué las agencias necesitan urgentemente un Chief AI Officer

Chief AI Officer, la pieza que le falta a las agencias para completar el puzle de la IA

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Las agencias necesitan pertrecharse de manera absolutamente perentoria del rol de Chief AI Officer para exprimir hasta la última gota la IA.

La inteligencia artificial (IA) ha irrumpido como un elefante en una cacharrería en nuestras vidas (para ponerla patas arribas), máxime cuando hablamos de una tecnología cuyo desarrollo está teniendo lugar a un ritmo absolutamente trepidante.

Para entender la velocidad absolutamente encabritada a la que se está desarrollando a día de hoy la IA merece la pena posar la mirada en la ley de Moore. Allá por los años 60 Gordon Moore, cofundador de Intel, vaticinó que el rendimiento de una CPU podía potencialmente duplicarse cada 18 años. Y con la entrada en escena de los ordenadores cuánticos, la media naranja de la cada vez más pujante IA, el ritmo de desarrollo de la tecnología de moda no ha hecho sino pisar el acelerador hasta el fondo (mucho más que lo anticipado en su día por la ley de Moore).

Así lo evidencia, por ejemplo, el desarrollo de la generación de imágenes propulsada por la IA. Lo que era aún borroso y rudimentario en febrero de 2022 era ya increíblemente fotorrealista en mayo de 2023, explica Michael Schwertel en un artículo para Horizont. Y se observan también avances similares en el ámbito del procesamiento de audio. Hace no mucho las voces nacidas del vientre de la IA sonaban metálicas y poco naturales. Sin embargo, actualmente basta una pequeña muestra de nuestra propia voz para oírnos a nosotros mismos cantando en otro idioma (y hacerlo además mostrando un rango excepcionalmente amplio de emociones).

El rápido desarrollo de la IA es no solo fascinante sino que constituye también una llamada de atención para las empresas, que si no son capaces de seguir el ritmo de esta tecnología, están abocadas a quedarse rezagadas y quedar relegadas al vagón de cola.

Así y todo, y aunque esta es la teoría sobre el papel, la realidad es mucho más adusta. Y muchas compañías son aún totalmente ajenas a la revolución propiciada por la IA, básicamente porque sus empleados no tienen tiempo para familiarizarse con esta tecnología (aunque esta podría traducirse a la postre en un notable ahorro de tiempo y recursos).

Sin Chief AI Officer no hay paraíso en las agencias

Además, también en las agencias, donde la IA debería estar a bote pronto a la orden del día, el tiempo de los empleados para ponerse al día en lo que esta tecnología se refiere es más bien marco. Por eso es esencial que en el seno de las agencias haya un experto que tenga en el radar todos los avances nacidos al calor de la IA. Las agencias necesitan pertrecharse de manera absolutamente perentoria del rol de Chief AI Officer. Y quien asuma este cargo sería no solo el último responsable de identificar las últimas tecnologías y herramientas emparentadas con la IA sino también garantizar que estas sean utilizadas de manera tan ética como eficaz.

Con las herramientas adecuadas de IA a su vera, las agencias pueden completar proyectos en un espacio de tiempo notablemente menor al acostumbrado. Esto es ya una realidad, por ejemplo, en la creación de contenido 3D. Hoy por hoy un diseñador 3D puede alumbrar universos complejísimos en una apenas una jornada cuando hasta hace poco esta misma tarea podría demorarse hasta diez meses.

El potencial de la IA para dar fuelle a la eficacia y el ahorro de costes es absolutamente colosal en las agencias. Pero sin un líder que esté al tanto de los últimos desarrollos emanados de esta tecnología, las agencias se arriesgan a dejar pasar el tren de innumerables oportunidades.

No obstante, y pese a todos los avances y las posibilidades que alberga en su seno la IA, los humanos siguen estando en el centro de creatividad, la materia prima con la que trabajan en su día a día las agencias. Y para conseguir resultados más eficaces, las agencias deben apoyarse en la particular simbiosis de IA y destrezas humanas (absolutamente irremplazables). En el universo de la creatividad la magia brota cuando humanos y máquinas trabajan en armonía con el firme propósito de conquistar resultados extraordinarios.

La revolución propiciada por la IA está ya aquí, es una realidad insoslayable y está cambiando ya la forma en que trabajamos, pensamos y nos comunicamos. Y en este nuevo contexto las agencias deben adaptarse al potencial de esta tecnología (so pena de ser arrolladas por ella). Por esta razón resulta tan esencial el rol del Chief AI Officer, que es el encargado no solo de seguir el ritmo (absolutamente vertiginoso) a la IA sino también de estar al timón de la explosión de innovación que habita potencialmente en las entretelas de esta tecnología, concluye Schwertel.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Sebrok: Soluciones IT sostenibles para tu empresa y el teletrabajoAnteriorSigueintePor Más Mujeres Creativas: así es como puedes crear tu propio movimiento

Contenido patrocinado