Agencias

¿Cómo pueden ayudar los anunciantes a las agencias?

Cómo pueden apoyar los anunciantes a las agencias y fortalecer su relación

La relación entre agencia y anunciante es bidireccional. Por ello, los clientes también pueden apoyar a sus socios creativos, siguiendo estos consejos.

Cómo pueden apoyar los anunciantes a las agencias y fortalecer su relaciónLos anunciantes piden muchas cosas a las agencias. Entre ellas, flexibilidad, creatividad, innovación, liderazgo o experiencia. Es legítimo y lógico que, como clientes, intenten que sus socios ofrezcan lo mejor de sí. Pero no hay que olvidar que la relación entre una agencia y su cliente es una carretera de dos sentidos. Es decir, la agencia puede poner toda la carne en el asador, pero lo que haga (o no haga) el anunciante también influirá en el resultado.

Ninguna relación se construye solo con el esfuerzo de una parte. O, por lo menos, ninguna relación sana. Por ello, habría que preguntarse algo que muy poca gente se cuestiona: ¿Qué necesitan las agencias de sus clientes? Estas son algunas ideas que Georgina Forster, managing director de Mirum San Diego, ofrece en Adweek.com.

1- Designar a un líder de innovación

Sería fantástico que los anunciantes nombrasen a una persona con ideas fantásticas capaz de ofrecer ideas y proponer desarrollos. Alguien capaz de conectar las necesidades del negocio con las nuevas plataformas, herramientas y tecnologías. Al fin y al cabo, las agencias cuentan con account managers que se dedican a conocer a fondo a sus clientes. ¿Sería tan descabellado pensar en el nombramiento de un agency manager por parte del anunciante?

2- Animar a experimentar

Los clientes que más ayudan a las agencias son aquellos que ofrecen un problema de negocio, un presupuesto (sea grande o pequeño) y un permiso para cometer errores. De esta forma, la agencia puede experimentar, jugar con nuevos modelos de interacción, estrategias y enfoques creativos que puedan responder a las necesidades del anunciante. Dar en la diana al primer intento es francamente complicado (casi imposible), pero cada error cometido supone acercarse más a la meta.

3- Darse cuenta de lo grandes que pueden ser las cosas pequeñas

Como casi todo en la vida, en el marketing es muy complicado ver grandes cambios radicales que revolucionen por completo una compañía. En la mayoría de ocasiones, son las pequeñas variaciones significativas los que marcan el antes y el después. Al fin y al cabo, se trata de un ciclo. Como todo lo valioso, lleva su tiempo.

4- No esperar llegar a la Luna de la noche a la mañana

Los grandes objetivos de ingresos, impresiones o encabezamientos se consiguen siempre a largo plazo, no de un día para el otro. Los clientes deben ser conscientes de que no van a conseguir sus objetivos el día después de poner en marcha una campaña.

5- Escuchar

Desgraciadamente, las agencias a veces deben comunicar a sus clientes cosas que estos no desearían oír. Pero la sinceridad y la aceptación de los propios errores son el camino adecuado para resolver los problemas. Ante ello, los anunciantes deberán ser ágiles.

6- Fuera dudas

Cambiar la forma de trabajo y de comunicación no es solo beneficioso para las agencias, también para los anunciantes, ya que las primeras podrán hacer el mejor trabajo posible.

Las agencias son las responsables de ofrecer a sus clientes las mejores tendencias, tecnologías y datos para aplicarlos a su creatividad y resolver los problemas de estos últimos. Pero no pueden hacerlo todo solas.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir