Agencias de marketing

Cuando las agencias de publicidad se convierten en "talleres clandestinos" de creatividad

Un taller clandestino es un lugar donde los empleados trabajan durante muchas horas por salarios muy bajos y en condiciones insalubres. ¿Qué tienen que ver los talleres clandestinos con las agencias de publicidad? A priori, nada, sobre todo si nos guiamos por los "glamourosos" estereotipos que circulan sobre la industria publicitaria en la televisión y en el cine.

Pero lo cierto es que, salvando las distancias, las condiciones de trabajo de las agencias de publicidad tienen a veces un parecido más que razonable con los talleres clandestinos. Y dichas condiciones se mantienen por miedo -miedo a perder el trabajo-, por dinero –para ahorrar costes-, y por competitividad –para tener así ventaja sobre la competencia-.

Sin embargo, aplicar el modelo de los trabajo de los talleres clandestinos a las agencias de publicidad tiene graves consecuencias a largo plazo que son a menudo pasadas por alto. About.com las desgrana a continuación:

1. La moral del trabajador sufre
Al trabajador no le apetece ir a trabajar, se siente miserable y ello acaba afectando a la calidad de su trabajo. Cuando la calidad del trabajo merma, son necesarias además más horas de trabajo para subsanar los errores. Es un círculo vicioso del que sólo es posible salir aplicando mayor flexibilidad horaria a las rutinas de trabajo de las agencias.

2. El producto sufre
En algunas compañías, el producto es físico. En las agencias de publicidad, el producto no es físico en el estricto sentido de la palabra, sino creativo. Si la moral de las personas que se dedican a fabricar material de carácter creativo es baja, el resultado de su trabajo será también de baja calidad. Y si el trabajo de la agencia es de baja calidad, el siguiente paso es la pérdida de clientes.

3. Comienza el éxodo
Un trabajador que se siente “explotado” en su lugar de trabajo terminará encontrando tarde o temprano un puesto de trabajo en otra agencia con horarios de trabajo más flexibles. Y lo aceptará aun siendo consciente de que ganará menos dinero en su nuevo puesto de trabajo. Nadie quiere ganar muchísimo dinero si no tiene tiempo libre para disfrutarlo.

4. La agencia muere
Si la gente con talento acaba abandonando la agencia, su reputación baja también enteros. Le es más difícil captar creativos con talento y, debido a la deteriorada calidad de su trabaja, comienza a perder clientes y concursos.

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir