Agencias

El número de personas necesarias para que una agencia trabaje en una cuenta

¿Cuántas personas necesita una agencia para gestionar una cuenta?

Los marketeros suelen tener algo de desconocimiento sobre el funcionamiento de una agencia y sobre el número de personas necesarias para su cuenta.

agenciaLa mayoría de anunciantes no comprenden del todo el funcionamiento de las agencias que contratan y a las que pagan para que les ofrezcan un servicio. El mayor desconocimiento gira en torno a cuántas personas de la agencia son necesarias para llevar a buen puerto su cuenta. Y da igual que se trate de grandes anunciantes con presupuestos multimillonarios o pequeñas compañías independientes. Ninguna tiene demasiada idea.

Según cuenta en AdAge.com Eric Kallman, cofundador y director creativo de la agencia Erich & Kallman, da igual el tamaño del anunciante. El número de personas ideal para la cuenta siempre es el mismo: seis.

En primer lugar, el director creativo. Se trata de la persona directamente responsable del trabajo, la persona que trabaja diariamente para el negocio. Es una pieza crucial. Es más importante ver el trabajo que este director creativo ha llevado a cabo en su carrera que el que ha salido de la agencia en la que trabaja en la actualidad.

Pero este director creativo necesita un equipo creativo que trabaje con él: un copywriter y un director. Un equipo creativo trabajando codo con codo con un director creativo talentoso debería ser más que suficiente para crear ideas y ejecutarlas. A estos tres se unen un estratégico talentoso, un account director y un productor. Eso es todo. Seis personas.

Ahora bien, una cosa es lo ideal y otra cosa es la realidad. Muchas agencias tienden a extender el tamaño de sus equipos en función del tamaño del cliente, añadiendo todas las frivolidades que consideran necesarias. El dinero se puede invertir en herramientas de investigación o medición para comodidad del cliente, pero esto no va a variar demasiado el resultado creativo final.

Por supuesto, siempre habrá lugar para el apoyo de empleados subalternos y para algunos supuestos que respalden las operaciones y la producción de la agencia. Además, un segundo grupo creativo, por ejemplo, podría aumentar la calidad y disminuir el tiempo de respuesta. Pero casi siempre el equipo necesario no será tan grande como el que los clientes creen que necesitan.

Por desgracia, en una gran agencia los empleados tienden más a mirar por su propia carrera y a preocuparse menos por la labor de equipo, cosa que ocurre con menor frecuencia en las pequeñas agencias. En estas agencias grandes, también se suelen terminar de forma precipitada algunas tareas para dedicarse a otras que se consideran de mayor potencial creativo.

Los marketeros quieren seguir pagando por trabajo creativo de alta calidad, pero no a los niveles actuales. Por ello no es descabellado pensar que en el futuro las oficinas creativas no constarán de más de 50 personas. Una agencia actual no debería crecer de forma vertical, debería hacerlo horizontalmente. Las audiencias son cada vez más pequeñas y segmentadas y para alcanzarlas hace falta una creatividad rompedora. Serán los equipos pequeños con alta concentración de talento los que arrojen los mejores resultados en este nuevo ecosistema.

 

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir