Agencias de marketing

Entrevista a Miguel Simoes

"Cuanto más pongamos el valor que generamos en el epicentro de nuestro pensamiento, más "insustituibles" seremos", M. Simoes (LOLA MullenLowe)

Hablamos con Miguel Simoes, profesional que ha vuelto a ocupar el cargo de CEO de LOLA MullenLowe en España, sobre esta nueva etapa.

Miguel Simoes

La semana pasada, Miguel Simoes fue nombrado CEO de LOLA MullenLowe en España, cargo que ocupó entre 2011 y 2019 y que añade a su actual puesto como CEO de MullenLowe Western Europe.

El profesional ha compartido en una entrevista con MarketingDirecto.com las razones de este cambio, sus objetivos tras la incorporación de nuevo a este puesto y los retos que la "nueva normalidad" ha planteado a la agencia. Además, nos cuenta cómo han vivido el confinamiento en LOLA MullenLowe y las claves para que la industria publicitaria se recupere de esta crisis.

¿Qué supone para ti volver a asumir las responsabilidades de CEO de LOLA MullenLowe en España?

En primer lugar, es como volver a casa. El equipo de LOLA en España tiene algunas de las personas más talentosas y responsables que he conocido en esta profesión. Nos entendemos perfectamente y tenemos nuestros retos de negocio y nuestra cultura muy alineadas. Es un placer poder trabajar junto con ellos y con nuestros clientes españoles más directamente de nuevo. Estoy deseando volver a tener contacto diario con los clientes y entrar en la realidad actual de sus negocios. Son personas con mucho talento y experiencia complementaria que me permitirá seguir aprendiendo mucho. Las ganas en ayudarles a maximizar eficacia y resultados son enormes.

¿Cuáles han sido los motivos de este cambio?

El motivo ha sido de negocio y de agilidad en nuestra estructura. Nunca estuve desvinculado de la operación de España y la reintegración del rol fue natural. El consumo está bajando, las necesidades de mayor valor se incrementan y los presupuestos de algunos clientes bajan. Todas las agencias, multinacionales incluidas, están atravesando un momento difícil donde hay que ofrecer la máxima aportación estratégica y creativa a los clientes, estando además preparados para un futuro sostenible.

¿Cuáles son tus objetivos tras la incorporación a este puesto?

Mis objetivos como CEO son sencillos, pero no fáciles. Incrementar de manera continuada la calidad del valor aportado a cada cliente, sabiendo que para eso la competitividad de la cultura y el apoyo constante y cercano a mi gente son factores clave.

¿Cómo habéis vivido el confinamiento en la compañía y los desafíos de esta situación sin precedentes?

Nunca me cansaré de dar la enhorabuena y las gracias a cada individuo de LOLA. Desde el primer día teníamos un plan de acción para responder a las necesidades de nuestros clientes. El ritmo fue frenético, pero el equipo ejecutivo implementó procesos rigurosos y herramientas nuevas que nos ayudaron a adaptarnos en tiempo récord. También nos hemos cuidado unos a otros para combatir el aislamiento y la incertidumbre. Comunicamos con transparencia, honestidad y frecuencia a todo el equipo. Tenemos muchos extranjeros que estaban solos, recién llegados a España y teníamos que cuidarles especialmente para que se sintiesen apoyados. Además, en LOLA ya habíamos implementado un sistema de teletrabajo, por lo que ya teníamos las herramientas y gran parte de los procedimientos en marcha, esto nos ha hecho poder abordar esta situación de una manera menos caótica.

"Somos una comunidad de pensadores que contribuyen a guiar a nuestros clientes a navegar con seguridad por este mar de incertidumbre"

¿Qué retos plantea la "nueva normalidad" y cómo los estáis enfrentando?

Nos hemos adaptado muy bien la nueva normalidad que para mí ha sido ser flexible y aceptar que todo puede cambiar en cualquier momento. La logística de trabajar remotamente, acudir a rodajes con todo el protocolo necesario e ir a reuniones con clientes muy selectos ya es la normalidad. Pero mantener la cultura fuerte y los vínculos humanos, quizás sea más difícil, pero creo que incluso en este caso estamos consiguiendo reforzarla. Hacemos check-in virtuales con regularidad y nos juntamos en grupos pequeños, para seguir teniendo las relaciones cara a cara, y por supuesto, con todas las normas de seguridad necesarias.

¿Cuáles son los objetivos de la agencia de cara a los próximos meses?

Los próximos meses son claves para muchos clientes, para la agencia e incluso para el sector. Seguimos enfocados en mantener la profundidad del valor generado por vía de un trabajo muy competitivo a escala internacional. Pero sobre todo, hacerlo partiendo desde la consciencia de que somos una comunidad de gente muy creativa, preparada para los retos de los clientes que pueden necesitar ayuda mucho más allá que campañas de publicidad en estos momentos. Somos una comunidad de pensadores que contribuyen a guiar a nuestros clientes a navegar con seguridad por este mar de incertidumbre. Contribuimos para resolver sus problemas de negocio y aportando ideas inesperadas, que generan resultados concretos.

¿Cuáles serán las claves para que la industria publicitaria se recupere de la crisis originada por el COVID-19?

Valor. No me canso de repetir, cuanto más pongamos el valor que generamos a clientes y a nuestra gente en el epicentro de nuestro pensamiento, más "insustituibles" seremos para ambos y por consecuencia más éxito tendremos en nuestro propio negocio. Es como un círculo. En cuanto a gestión, estoy obsesionado por la cultura, no solo porque me encanta estar con la gente y apoyarles desde cerca, sino también porque "una compañía es tan buena como la gente que la compone". La calidad y diversidad del talento, sumados a una cultura competitiva, nos hacen imprescindibles, pero en un ciclo de mayor incertidumbre, todavía más.

¿Qué cambios ha traído esta crisis en el sector y cuáles crees que han llegado para quedarse?

Como en todas las crisis, nacen muchas más oportunidades. En este caso y porque se trata de una pandemia, sin certezas de cuál será el modelo de sociedad y convenciones sociales a seguir, no se conocen los tiempos probables de inicio de recuperación. A lo largo de ese periodo de incertidumbre, los que estén equipados con el mejor talento, unido con la misma cultura competitiva y una actitud emprendedora (flexibles, colaborativos, hambrientos y resistentes), van a subsistir e incluso crecer, porque están atentos, abiertos al cambio y al riesgo. Yo veo todo lleno de riesgos sí, pero de oportunidades también.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir