líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

De hacer campañas de publicidad a destilar whisky: la curiosa vuelta de tuerca de la agencia neoyorkina Mother

Redacción

Escrito por Redacción

White Pike no es la primera marca de bebidas alcohólicas con la que trabaja Mother, pero sí es la primera marca de bebidas alcohólicas de la que la agencia neoyorkina es la propietaria.

«Siempre hemos tenido interés en crear nuestra propia marca», explica Mark Aver, director de diseño de Mother, en declaraciones a Fast Company. Con la intención de convertir en realidad esta vieja aspiración, la agencia lanzó el pasado mes de marzo White Pike, una marca de whisky «diferente» en la que el color típicamente ambarino de esta bebida alcohólica se asemeja más al del agua.

Esta nueva aventura empresarial hizo asumir a Mother un rol que hasta entonces sólo habían desempeñado sus propios clientes. Y la experiencia ha transformado por completo a la compañía.

La primera incursión de Mother en el universo de los “negocios reales” fue un carrito de comida rápida bautizado con el nombre de Dogmatic que se convertiría después en una tienda permanente en Union Square. Como propietaria a medias de este negocio, Mother aprendió a ver las cosas desde el punto de vista del cliente y, en vista de los resultados positivos de este primer experimento, se preparó para dar el salto a su próxima aventura.

Para llevarla a cabo, Mother se asoció con la destilería neoyorkina Finger Lakes Distilling para desarrollar un whisky que destacara del resto por su simplicidad. ¿El resultado? Un whisky claro como el agua con una maduración en barril de apenas 18 minutos.

Dar con el producto fue, de todos modos, una tarea relativamente sencilla comparada con lo que vendría después: conseguir la aprobación de las autoridades gubernamentales, diseñar el packaging, y lograr el apoyo de los propietarios de bares y restaurantes. Aun así, los esfuerzos de Mother se han visto recompensados y actualmente White Pike, su marca de whisky, se comercializa en 70 establecimientos en la ciudad de Nueva York.

No obstante, este peculiar whisky puede degustarse también en las oficinas de Mother, que tiene la costumbre de agasajar a sus clientes con esta bebida. “A veces algunos clientes se emborrachan”, confiesa Andrew Deitchman, socio de Mother. “Pero eso les hace también más maleables”, añade.

 

Los anuncios más traviesos de American Apparel, la "chica mala" de las marcas de modaAnteriorSigueinteEl 89% de la publicidad en vídeo para móviles "engancha" a los usuarios hasta el final

Contenido patrocinado