Agencias

De la edad de oro ¿al ocaso de las agencias de medios?

De la edad de oro ¿al ocaso de las agencias de medios?“Les diré a mis nietos que fui parte de eso. Fui testigo del nacimiento, crecimiento y muerte de las agencias de medios. Ellos reaccionarán incrédulos ante las historias de provocación y rapidez con las que desapareció el corazón comercial de los grupos de agencias”.

Con estas palabras reflexiona en Campaign un ex líder de una importante agencia de medios británica que prefiere mantener su anonimato. ¿Cómo hemos podido llegar a esta situación?

Para entenderlo tenemos que remontarnos a los años 80 y 90. Dos décadas en las que las agencias de medios, repletas de personas resueltas y emprendedoras, forjaron la industria y alcanzaron su madurez en la década de los 2000. Estas personas desaparecieron de los puestos directivos allá por el año 2010.

Durante estos años de despertar de las agencias de medios estas experimentaron la libertad derivada de la separación de las agencias creativas. Estas actuaban como satélites alrededor de los clientes.

“Los clientes sabían que los chicos de las agencias de medios estaban siendo más astutos que ellos. Pero se distraían con facilidad y no eran muy conscientes de lo que estaban haciendo. Y mucho menos detenerlo. Fue su poderosa hechicería que se ejecutó sin control”, critica.

Ante el avance de esta situación los clientes comenzaron a contar con los profesionales de la adquisición para comenzar a discernir el valor real de las cosas. Un tiempo después toda la industria fue sacudida por la digitalización, los datos y la importancia del contenido de valor.

Unos elementos que redujeron los costes con la llegada de los medios de comunicación social con sus impecables habilidades bien perfeccionadas en lo referente a la gestión de los medios. La falta de comprensión y alcance ante la llegada de estos, a largo plazo, está suponiendo un verdadero problema para las agencias de medios.

“Percibiendo esta debilidad, los molestos clientes comenzaron a tomar la delantera”, explica. “El final llegó, y de forma rápida. Los discípulos de los medios volvieron a los dueños originales, quienes lamentaban el fallecimiento del viejo orden”.

“La nostalgia por los logros comerciales previos logrados durante el periodo de la abundancia, es más que palpable. Se han consolado hablando sobre los beneficios que reporta esta nueva era donde la creatividad parece que ha vuelto a unirse a los medios. El futuro es incierto, pero, inevitablemente tendrá datos y contenido como núcleo de sus nuevos pasos”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir