Agencias

EL ENFRENTAMIENTO ENTRE EL NÚMERO UNO DE WPP Y SUS EX EJECUTIVOS ITALIANOS

Todo comenzó con una imagen del presidente de WPP, Martín Sorrel, difundida por emails titulados “Una gran carrera en WPP”, “Acelere su carrera en WPP” y “Cuatro pasos para incrementar su carrera en WPP”. El abogado Desmond Browne, representante de Sorrell, no ha querido describir el contenido de la imagen, acompañada con el título de “el enano loco”, pero dijo que “se entrometía groseramente” en las vidas privadas de Sir Martin y de Daniela Weber, la CEO de las operaciones italianas del grupo WPP, a la que se describía como “ninfómana esquizofrénica”. Browne sostuvo que los emails habían sido obra de Marco Tinelli, jefe ejecutivo del grupo publicitario italiano FullSix y despedido de la organización en enero de 2006. El letrado sugirió que Tinelli ideó todo después de habérsele solicitado un pago de 147 mil dólares en concepto de alquileres atrasados del apartamento que ocupaba FullSix.

El juicio por difamación también se abrió en contra de Marco Benatti, despedido bajo el argumento de “irregularidades financieras”. La replica de Benatti a su despido tuvo además la forma de un blog en el que atacaba la figura del líder del WPP. Este logró levantar del aire al blog, pero a los pocos días Benatti envió correos electrónicos a sus amigos advirtiéndoles que “los blogs se reproducen como hongos, y surgen de pronto en las pantallas de las computadoras el primer día que llueve”. Para el titular del WPP, los blogs, que empezaron a circular en marzo del año pasado, y en los que se lo asemejaba a un “capomafia”, fueron “un acto de simple venganza”. Tanto Benatti como Tinelli han mantenido que no han tenido participación alguna tanto en los blogs como en la imagen objetada.

Hasta el momento, el último acto del escándalo es la revelación de las grabaciones que ejecutó el propio titular del WPP en sus tensas conversaciones con Benatti y otros ejecutivos italianos. Sir Martin también indicó que fueron sus abogados quienes le suministraron el equipo para grabar las reuniones, y que investigadores privados y abogados lo habían asesorado. Aclaró asimismo que Daniela Weber sabía de antemano que esas reuniones iban a ser grabadas. El juicio continuará ante la Alta Corte de Londres durante al menos tres semanas más.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir