líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Empezar en una pequeña agencia puede favorecer a tu carrera

Conseguir una carrera de éxito en el mundo de la publicidad no se trata de si trabajas en un sitio grande o pequeño, si no de quién está allí. Por eso, las pequeñas agencias pueden ser las mejores incubadoras para aquellos aspirantes a trabajar en esta industria.

Para averiguar qué es lo que asegura el éxito de una persona que está empezando en la publicidad, Bart Cleveland, en AdAge, ha consultado a una serie de creativos de éxito que empezaron tanto en pequeñas como en grandes empresas, para averiguar cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una o si la clave está en tener un buen mentor.

Para David Baldwin, el tamaño no tiene nada que ver con el éxito, sino que la clave está en la persona que gestiona el talento. Algo con lo que coincide Sally Hogstead al afirmar que un buen mentor es la persona, sin que importe la agencia en la que trabaja. El problema es que a veces las pequeñas agencias no tiene el tiempo suficiente para dedicar tiempo a estas labores de educación. También Jonathan Schoenberg comparte esta idea, ya que afirma que el primer trabajo de una persona determina el éxito de su carrera, pero por su mentor, no por el tamaño de la agenda. “Me gusta haber tenido acceso a gente clave cuando empecé en una pequeña agencia pero si esa gente hubiera sido desagradable no habría sido una experiencia tan maravillosa como lo fue para mí”.

En cambio, David Oakley cree “que las pequeñas agencias son mejores incubando grandes talentos”, además de que las grandes agencias no dan a los jóvenes, en muchas ocasiones, las oportunidades idóneas para crecer. Lo mismo opina Kevin Lynch, quien considera que en las pequeñas agencias se tiene que cambiar de idea constantemente y se consigue entender mejor el objetivo empresarial de las cosas, cosas esenciales que hay que saber. Para Paul Crawford también son las pequeñas agencias la mejor opción para empezar: “Siempre le digo a los jóvenes que la ventaja de empezar sus carreras en una pequeña agencia es aprender a hacer muchos trabajos distintos en lugar, algo opuesto al aprendizaje de hacer un trabajo muy aislado en una gran agencia”.

Las pequeñas agencias tienen que entender que, si quieren ser atractivas para los mejores talentos jóvenes hay que ofrecer algo tangible que contrarreste el brillo de las grandes agencias. Pero las agencias pequeñas también tienen que afrontar que la gente a la que formen tarde o temprano se irá. “Después de un par de años aprendiendo el oficio, son arrancados por los Crispins o los BBDOs que pueden permitirse pagarles el doble o el triple de los salarios mediocres que ofrecemos”, asegura Oakley. Pero aunque eso es cierto, tampoco hay que olvidar que muchos de los profesionales que saltaron a una gran agencia aseguran que volverán a una más pequeña en el futuro.

Bart Cleveland lo resume afirmando que “las pequeñas agencias pueden acercarte a la acción, pero un gran mentor te pondrá en el camino al éxito”.

 

Combinar publicidad en búsquedas y en display aumenta la eficiencia de las campañasAnteriorSigueinteClarisonic y cómo aprovechar el marketing con causa y los "me gusta" en Facebook

Noticias recomendadas