Agencias

Exceso de trabajo: motivo del suicidio de la joven empleada de Dentsu Tokio

matsuri-takahashiExceso de trabajo. Esta ha sido la conclusión de los informes emitidos tras el suicidio de una joven que trabajaba para el gigante de la publicidad Dentsu Inc. en Japón.

Seguro que recuerdan el caso de Matsuri Takahashi que a sus 24 años saltó desde la ventana de su dormitorio el pasado 25 de diciembre. Trabajaba en la división de publicidad digital de Dentsu que, recientemente se ha visto situado en el centro de la polémica tras descubrirse sobrefacturaciones con algunos de sus clientes.

Las conclusiones sobre la muerte han sido reveladas en una rueda de prensa celebrada el pasado viernes 7 de octubre por la familia de Takahashi y sus abogados. Han calificado el suicidio como “karoshi”, palabra japonesa que significa, literalmente, “muerte por exceso de trabajo”.

Desde Ad Age se han hecho eco de las informaciones publicadas por el diario Asahi Shimbun en el que declaran que Dentsu se encuentra analizando el caso con la familia. Tal y como informan, desde la compañía se han negado a realizar ningún tipo de comentarios.

Takahashi comenzó a trabajar en la empresa en abril de 2015 poco después de graduarse en la Universidad de Tokio. A partir del mes de octubre llegó a trabajar 105 horas de tiempo extra mensuales, tal y como reportan desde la citada cabecera japonesa. Situación que declaran quedó patente en la desesperación que mostraba a través de sus redes sociales.

La conclusión sobre la muerte de Takahashi (la familia podría recibir una compensación por parte del Gobierno), ha coincidido con la publicación por parte del Ministerio de Trabajo japonés de un libro blanco en el que se recogen prácticas para evitar la muerte por exceso de trabajo.

Y es que estamos ante un mal que se repite con bastante frecuencia en el país. De acuerdo al citado libro, alrededor del 23% de las empresas japonesas cuentan con empleados que llegan a realizar cada mes más de 80 horas extras.

Lo cierto es que no se trata del primer empleado de Dentsu que recurre al suicidio. En 1991 éramos testigos del suicidio del joven de 24 años Ichiro Oshima. El Tribunal Supremo de Japón dictaminó el exceso de trabajo como el detonante y en el año 2000 el gigante de la publicidad aceptó pagar una compensación de 1,6 millones de dólares en compensación a la familia.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir