líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ferrocarriles de Alemania permitirá pagar los billetes en la estación a través del móvil este año

La segunda mayor compañía de ferrocarril del mundo, Deustche Bahn, implementará un servicio especial de pago mediante el teléfono móvil en noviembre. Los viajeros podrán agitar sus smartphones en la terminal para desembolsar el importe del ticket mediante el sistema Touch&Travel de pago a través del móvil, que la compañía de trenes comenzó a probar en 2008 y estará listo en dos meses.
El sistema se servirá de unos chips de comunicación inalámbrica a corta distancia, Near Field Communications o NFC en sus siglas en inglés, contenidos en los teléfonos móviles del cliente, para manejar las transacciones económicas por cada trayecto. Los viajeros podrán pagar escaneando un código QR en el punto inicial y final de su viaje.
La aplicación Touch&Travel está disponible para smartphones con sistemas operativos iPhone y Android. “Además de usar NFC o códigos de barras para informar de su posición, las aplicaciones para smartphones pueden usar GPS, o el usuario puede teclear un número de identificación de posición”, podemos leer en NFC World. Los pasajeros recibirán el cargo total de sus billetes a final de mes.
El pago sin contacto es uno de los muchos usos de NFC, una de las tecnologías que más ha dado que hablar en el último año. Pueden tener otros usos, como intercambiar información de contacto, juegos para el móvil y abrir las puertas sin necesidad de llaves, por ejemplo. Sin embargo, el pago a través del móvil puede ser el más esperado de sus usos futuros, ya que tanto bancos y compañías de tarjetas de crédito, como Google y otras pequeñas start-ups han estado preparando soluciones en esta área.
El sistema de transporte público de Nueva York puso en marcha su propio programa piloto para pago a través del móvil el año pasado. Permitía a los pasajeros pagar a través de sus iPhones, algo que obligó a colocar los dispositivos en cajas especiales en las terminales de metro, tren, autobús y taxis de la ciudad ya que el iPhone aún no permite usar el NFC.

 

"Irene" podría causar pérdidas de hasta 10.000 millones de dólares sólo en Nueva YorkAnteriorSigueinteLa carrera de Steve Jobs en Apple, en un infograma

Noticias recomendadas