Agencias

El Gobierno de Estados Unidos abre investigaciones contra algunos holdings publicitarios

detectiveNuevo golpe para la industria publicitaria. En una época en la que cada vez se demanda una mayor transparencia y honestidad, parece que no todos los actores del sector han terminado de comprenderlo.

Tal y como informan desde The Wall Street Journal y se hacen eco en dircomfidencial.com, el Departamento de Justicia del Gobierno de Estados Unidos ha puesto en marcha una investigación sobre varios holdings publicitarios.

Una decisión que se ha tomado tras las sospechas de que estos podrían estar favoreciendo a sus propias agencias en materia de contratos de producción y postproducción de anuncios. Hecho que se desarrollaría en perjuicio de sus clientes así como de otras firmas de carácter independiente.

Lo cierto es que estamos ante un caso de bastante relevancia. Hablamos de una parte de la industria en la que se recogen servicios que mueven de forma anual en Estados Unidos un volumen de unos 5.000 millones de dólares.

Una cifra que actúa como reclamo para cada vez un mayor número de agencias independientes que compiten entre sí para hacerse con un pedazo del pastel. Una competición que se viene complicando aún más en los últimos años si tenemos en cuenta que los citados holdings publicitarios cada vez están ganando más terreno.

Según lo recogido por las autoridades estadounidenses, la investigación ha puesto el foco en determinar si las grandes multinacionales estarían alterando los procesos de licitación. Un movimiento que obligaría a las agencias independientes a inflar sus precios para que finalmente los contratos puedan ser adjudicados a sus propias filiales.

Cabe recordar que tanto la manipulación de las licitaciones como la fijación de precios son prácticas que actualmente se encuentran prohibidas en Estados Unidos.

A pesar de que la popular cabecera estadounidense no señala directamente a ninguno de estos holdings, lo cierto es que a lo largo de las informaciones publicadas cita a gigantes como WPP, Publicis, Omnicom o IPG, ya que cuentan con estructuras que ofrecen este tipo de servicios.

Por el momento tan solo IPG ha reconocido que está siendo investigada. Concretamente se ha solicitado a la compañía información relativa a la producción de vídeo. Recuerdan que dentro de su política de contratación se especifica de forma clara que tienen que existir un mínimo de tres ofertas antes de que se adjudique algún contrato de producción.

Lo cierto es que las sospechas sobre este tipo de actividades vienen de largo. Sin ir más lejos, hace medio año la Association of National Advertisers (ANA) lanzaba un preocupante informe en el que dejaba clara la escasa transparencia que existe dentro de estos holdings en lo relativo a los descuentos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir