Agencias

La "megafusión" de AT&T y Time Warner se topa con dificultades

El Gobierno de Trump da el alto a la "megafusión" de AT&T y Time Warner

El Gobierno de Trump da el alto a la "megafusión" de AT&T y Time WarnerEs sobre el papel una de las transacciones de más relumbrón del año. El gigante de las telecomunicaciones AT&T desea fusionarse con el titán de los medios Time Warner. Sin embargo, el Gobierno de Estados Unidos se ha interpuesto en tan importantísima operación. Lo ha hecho aduciendo oficialmente razones de competencia, pero hay quienes sospechan que detrás podría haber motivaciones políticas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó ayer una denuncia contra la proyectada fusión de AT&T y Time Warner en el Tribunal Federal de Washington. “La operación, valorada en 108.000 millones de dólares, mermaría de forma notable la competencia y se traduciría en precios más altos y menos innovación para millones de americanos”, apunta el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

AT&T ya ha anunciado que pretende luchar para cerrar una operación en la que, según los más críticos, se habría inmiscuido (sin ningún tipo de fundamento) la política.

Los más críticos echan en cara al Ejecutivo de Donald Trump que con la decisión de dar el alto a la fusión de AT&T y Time Warner estaría alentando sobre todo y ante todo la escisión de la CNN.

Desde hace algunos meses la CNN es oficiosamente un medio “anti Trump”. En el célebre canal de noticias, que pertenece a Turner (filial de Time Warner), la figura del presidente de Estados Unidos no sale demasiado bien parada.

Además, la fusión de AT&T y Time Warner constituye un auténtico mazazo para Rupert Murdoch, amigo personal de Donald Trump. 21st Century Fox, una de las empresas del emporio mediático de Murdoch, compite directamente con Time Warner en diferentes áreas, entre ellas la producción de películas y la producción de programas de televisión.

Desde el Departamento de Justicia de Estados Unidos argumentan que, si la fusión sale adelante, los contenidos producidos por Time Warner aterrizarían en menos proveedores de cable y la situación desembocaría en precios más altos para el consumidor.

AT&T tiene, no obstante, el convencimiento de que los argumentos aducidos por el Departamento de Justicia de Estados Unidos no son en absoluto concluyentes. Y cree que los tribunales los desecharán y acabarán aprobando la fusión, asegura David McAtee, consejero legal de AT&T.

En Wall Street la demanda interpuesta por el Departamento de Justicia no ha sentado nada bien a los accionistas de Time Warner, cuyos títulos se desplomaban ayer un 1,1%. Las acciones de AT&T experimentaban ayer, por el contrario, una subida del 0,4%.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir