Agencias

Los casos de acoso sexual en el cine han encendido las alarmas

El Grupo Havas pone en marcha un programa obligatorio contra el acoso

Harvey Weinstein y Kevin Spacey se han situado en el ojo del huracán mediático y han mostrado la cara más siniestra de Hollywood tras destaparse los casos de acoso y abuso sexual que han silenciado durante años.

Unos casos que han sacudido el mundo del séptimo arte y que han hecho despertar a la sociedad ante el problema que supone el acoso sexual. Un ejemplo de la movilización que se ha generado para intentar evitar que se repitan este tipo de situaciones es el hashtag #MeToo.

Una etiqueta que pone de relieve que el acoso sexual es un problema que ahonda profundamente en los cimientos sociales y culturales marcados por el machismo. Y no se trata de un problema exclusivo de la industria del cine, sino que, por desgracia, se hace extensible a todos los sectores de la sociedad. Incluida la publicidad.

Razón por la que estamos siendo testigos de cómo la industria publicitaria ha comenzado a poner en práctica algunas medidas para evitar que se repitan estas situaciones.

“En las últimas semanas todos hemos visto varios casos mediáticos de acoso sexual ampliamente difundidos en los que han participado importantes empresas y particulares. Estas revelaciones han generado una discusión renovada sobre un tema muy importante”, ha explicado Yannick Bolloré, presidente ejecutivo del Grupo Havas.

“Quiero reiterar que en nuestra empresa no toleramos ningún tipo de acoso. Havas tiene una cultura basada en la ética y el respeto mutuo”. Con estas palabras quiere hacer extensible esta filosofía al resto a todas las industrias para que se tomen medidas.

El respeto es el núcleo de nuestros valores en Havas. Cuento con que cada uno de ustedes se comporte de la manera adecuada para respetar estos principios. Es importante contar con un trabajo cohesivo que mantenga la reputación de nuestro negocio con los clientes, socios y proveedores y que brinde un entorno de apoyo”. Y esto es lo que quieren fomentar mediante formación en la compañía.

Unas palabras que ponen de manifiesto la necesidad de no mirar hacia otro lado ante cualquier indicio de acoso. Sea del tipo sea. Y es que la industria publicitaria no es ajena a este tipo de situaciones.

Otro ejemplo lo encontramos en la iniciativa puesta en marcha por Michael Roth, presidente ejecutivo de IPG que ha anunciado que el holding lanzará pronto un curso obligatorio para evitar el acoso en Estados Unidos.

¿Cree que este tipo de medidas son el camino para erradicar el acoso y el abuso sexual?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir