Agencias Hay 5 personalidades distintas en las agencias: aprenda a lidiar con ellas sin volverse "majareta"

agenciasEl universo de las agencias está poblado por personalidades muy distintas, tanto que si no tenemos suficiente mano izquierda para lidiar con cada una de ellas, corremos el riesgo de volvernos literalmente “majaretas”. Si no quiere perder la cordura, preste mucha atención a las personalidades más comunes que habitan en el universo de las agencias y aprenda a lidiar con cada una de ellas con los consejos que propone a continuación Agency Post:

1. El mago creativo
Al mago creativo se le reconoce porque, enfrentado con un problema creativo, es siempre el primero es sacarse de la chistera un amplio abanico de soluciones, a cual más original y rompedora. ¿Su problema? Que a veces lo que bulle dentro de su cabeza le vuelve literalmente “loco” y que encuentra a menudo dificultades a la hora que cumplir plazos y trabajar dentro unos parámetros concretos. Para mantener a raya a los magos creativos, lo mejor es emparejarlos con gente más técnica con capacidad de dar vida a las ideas que surgen de su cabeza y recordarles de vez en cuando que la meta final es encontrar una idea que no sólo sea genial para él sino también para el cliente.

2. El malabarista de las palabras
El malabarista de las palabras está a la última en lo que jerga publicitaria se refiere. Lo malo es que tiende a perderse muy a menudo en cháchara sin demasiada sustancia. Sin embargo, de vez en cuando, entre tanta palabra, hay espacio para la sabiduría, por lo que no hay que dejarles de prestar atención. Para sacar partido a su labia innata, es recomendable colocar al malabarista de las palabras en la primera línea de la relación entre agencias y clientes.

3. El organizador patológico
La obsesión del organizador patológico son los números, los plazos y los resultados, tanto que no duda de vez en cuando en presionar a los creativos para finalizar a tiempo su trabajo. Pese a que su personalidad puede resultar a priori un tanto molesta, lo cierto es que los organizadores patológicos son necesarios en el universo de las agencias y encuentran en los departamentos de cuentas y de administración su hábitat natural.

4. El “yonqui” de la tecnología
El “yonqui” de la tecnología alardea de tener los últimos gadgets tecnológicos del mercado y quiere incorporar también las últimas tendencias tecnológicas en las campañas en las que está involucrado. Para sacar el máximo partido a su sabiduría “techie”, conviene convertirlo en la sombra del organizador patológico. Sus personalidades casan a la perfección.

5. El introvertido sensible
El introvertido sensible huye de las fiestas organizadas por las agencias como de la peste, y rara vez habla en las reuniones, pero cuando lo hace es para dar voz a grandes ideas. Este tipo de personalidad no es la que buscan habitualmente las agencias para rellenar su plantilla. Sin embargo, cuando se proporciona a los introvertidos sensibles la soledad y la tranquilidad que necesitan, las compuertas de su creatividad de abren de par en par y alumbran ideas verdaderamente geniales.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

entrevista y&R

seccion cannes

pilar icemd entrevista

Reportaje MRM

Compartir