Agencias

Irma ha asolado Puerto Rico con vientos de 295 kilómetros por hora

El huracán Irma arrasa con la industria publicitaria de Puerto Rico

Irma ya ha sido bautizado como el huracán del siglo. La potencia que le otorga su categoría cinco, la máxima en la escala Saffir-Simpson ha causado estragos a su paso por el Caribe con vientos de hasta 295 kilómetros por hora registrados al norte de Puerto Rico.

El ciclón ha devastado las islas de San Bartolomé, San Martín (ambas sin agua potable, electricidad y con un 70% de las casas en ruinas) y Barbuda donde nueve de cada 10 viviendas han sufrido daños considerables

A pesar de que el ojo del huracán se situó a 50 kilómetros de las costas de Puerto Rico la isla ha sufrido graves daños. Las autoridades han informado de que se trata del peor huracán vivido en los últimos 100 años.

Tras el paso de Irma la electricidad en Puerto Rico se ha convertido en prácticamente una utopía. El daño causado ha provocado el destrozo de numerosas infraestructuras por lo que conseguir conectarse a internet o realizar una llamada telefónica es toda una hazaña.

Nadie está a salvo de Irma y mucho menos la industria publicitaria. DDB Puerto Rico decidió enviar a sus trabajadores a casa a las 12:30 p.m. (hora local) del martes 5 de septiembre. Tal y como informan desde Ad Age algunos de los empleados de la agencia continuaron trabajando hasta las 10:30 p.m. del miércoles 6.

Tal y como ha informado el CEO de la agencia, Edgardo Rivera, el objetivo principal de la compañía era poder mantener informados a todos los usuarios de las marcas que gestionan. Entre estas se encuentra Walmart que cuenta con 18 tiendas en Puerto Rico.

La agencia activó un protocolo de actuación a través de las redes sociales para informar a los consumidores sobre el tiempo que permanecerían abiertas y datos sobre suministros básico que aún se encontraban en stock.

Puerto Rico cuenta con una frágil red eléctrica que sufre cortes a la más mínima tormenta. Los efectos de un huracán como Irma podrían suponer entre tres y cuatro meses de espera hasta que las infraestructuras hayan sido reestablecidas por completo.

“Algunos expertos están diciendo que podrían pasar varios meses hasta que volvamos a la normalidad”, explica Jaime Rosado, director regional de Puerto Rico y América Latina en JWT.

“En cuanto al negocio, todos los clientes locales han aplazado sus grandes proyectos. También trabajamos con cuentas regionales en Estados Unidos y América Latina por lo que, tan pronto termine la emergencia volveremos al trabajo”, añade Rosado.

Aunque los puertorriqueños son veteranos en lo que a huracanes se refiere, muchos de los empleados de DDB proceden de Argentina, Colombia y México. Es por esto que el equipo de recursos humanos de la agencia decidió trasladar a estos y sus familias a varios hoteles al sur de la isla donde los efectos han sido menores.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir