líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Agencias de marketing

Jorge Martínez (Germinal Comunicación) y Miguel Olivares (La Despensa) se "casan" por San Valentín

Si hacemos cuentas, al final no resulta extraño que pasemos más tiempo en nuestro lugar de trabajo que fuera de él. En el sector publicitario, donde con mucha frecuencia se suele trabajar en tándems creativos, normalmente se comparte todo ese tiempo con un redactor o un director de arte que, a fuerza de trabajar codo con codo, acaban siendo, oficiosamente, “pareja”.

Para oficializar esas “relaciones” Imaginarte ha decidido reconvertir su “Pocilga Creativa”, un espacio que la agencia ha diseñado para incentivar el pensamiento lateral, en la primera capilla del mundo para casar a parejas profesionales. Para inaugurarlo, el próximo día de los enamorados se va a celebrar una boda entre dos reconocidos publicitarios como son Jorge Martínez, socio fundador de la agencia murciana Germinal Comunicación y autor de la laureada campaña de comunicación ‘Pastillas contra el dolor ajeno’ de Médicos sin fronteras, y Miguel Olivares, fundador y director creativo de la agencia La Despensa, con sede en Madrid y oficinas en Mexico y Buenos Aires (Adidas, Burger King y Vodafone).

Durante la jornada, que verá a la agencía caracterizarse para la ocasión, participarán estudiantes de la Universidad de Alicante y del CEU Cardenal Herrera de Valencia, que harán las veces de elegantes invitados y testigos de la ceremonia presidida por Warren, el cerdo que preside la Pocilga. En el transcurso de la misma podrá escucharse música en directo, posar ante el “fotógrafo oficial con chaleco de explorador” e incluso asistir a un peculiar espectáculo de magia. El casamiento, que incluye un original sistema de “divorcio-express” (por si acaso la pareja no cuaja) será presidido por un ministro proporcionado por la propia agencia Imaginarte y se podrá seguir además a través del perfil en Facebook y Twitter de La Pocilga Creativa, así como en videostreaming. Posteriormente, los invitados se desplazarán un total de 40 metros para asistir a un piscolabis en el bar de enfrente.

A partir de este primer enlace, parejas profesionales que lo deseen podrán reservar su fecha en la web para jurarse amor en «La Pocilga Creativa”, un espacio que se transformará en capilla todos los miércoles a las cinco de la tarde para acoger ceremonias presenciales o incluso a través de Skype, cuando los novios no hayan podido trasladarse hasta Alicante. Por lo pronto, ya existe lista de espera, y los responsables de la idea esperan que los futuros contrayentes no solo vengan de territoria nacional, sino de Europa, del mundo y, si cabe, de la galaxia.

Por qué ser todo oídos para el cliente es la clave para triunfar en el nuevo marketingAnteriorSigueinteJosé Luis Hazas (Mediabrands): "Con un PIB por debajo del 3,5% la publicidad no despegará"

Noticias recomendadas