Agencias

La noticia de la marcha de Martin Sorrell de WPP instala la incertidumbre en el sector

La abdicación de Martin Sorrell deja vacío el trono de WPP mientras la industria se subleva

Tras el anuncio de la marcha de Martin Sorrell de WPP, las turbulencias no han dejado de sucederse en la industria con la caída en Bolsa de las acciones del holding y las cábalas sobre el futuro de la compañía.

La abdicación de Martin Sorrell deja vacío el trono de WPP mientras la industria se sublevaSilencioso. Así fue el anuncio de la marcha de Martin Sorrell de WPP, compañía que erigió hace más de 30 años desde los cimientos hasta convertirla en uno de los grandes imperios publicitarios.

Sin embargo, si durante largo tiempo apenas tenía competencia en un mercado en el que los concursos estaban prácticamente ganados, el mundo digital ha supuesto todo un reto para los agentes tradicionales de la industria.

Desde hace unos años, los enormes cambios que se han ido produciendo en el mercado han puesto en evidencia la necesidad de transformación dentro de los grandes holdings que se enfrentan a la pérdida de importantes cuentas, a la entrada de las consultoras en el negocio marketero y a las limitaciones que sus enrevesadas estructuras organizacionales les imponen.

Aunque se han visto atisbos de evolución a través de fusiones entre agencias y creaciones de otras nuevas con el objetivo de adaptarse a las nuevas necesidades de sus clientes, parece que los esfuerzos no han sido suficientes para que las previsiones de crecimiento se consolidasen dentro de WPP.

De hecho, el 2017 fue un año complicado a nivel económico para la compañía que vio cómo sus ingresos se estrechaban al máximo y sus acciones caían. Si a esto le sumamos la investigación bajo la que se encuentra Sorrell por el supuesto uso indebido de fondos de la compañía, el futuro no pinta del todo favorecedor para el holding.

Y la situación, como era de esperar, no ha mejorado mucho desde que se conociese la marcha de Martin Sorrell, noticia que, en contra de lo deseado, corrió como la pólvora en un entorno digital en el que no hay límites de tiempo o espacio.

Es más, después de que los medios de todo el mundo se hiciesen eco de la decisión de Sorrell, las acciones de WPP registraron caídas del 6,5% en la Bolsa londinense.

Roberto Quarta, presidente de la compañía, asume ahora las funciones ejecutivas hasta dar con el sustituto del rey de la publicidad, aunque, eso sí, encontrar un líder con el carisma, la influencia y la visión estratégica de Sorrell va a ser más que complicado.

Lo que está claro es que la persona que ocupe su puesto deberá asumir una de las tareas más complicadas de WPP hasta la fecha, la transformación de la compañía en un momento de absoluta incertidumbre.

Los rumores ya comienzan a revolotear en los medios y los analistas apuntan a la unificación y simplificación de la estructura de la empresa como forma de agilizar su negocio, ganar unos concursos en los que Sorrell desempeñaba un papel clave y hacer frente a la pujante competencia de las grandes consultoras que están jugando muy bien sus cartas.

Con o sin Sorrell el escenario habría sido igual de complejo y la marcha del directivo no será, desde luego, la causa (en caso de que así sea) de la debacle del holding, sino de la falta de adaptación a un nuevo tiempo, un nuevo mercado y unos nuevos competidores que no esperan por nadie.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir