Agencias de marketing

Comercio electrónico

La Covid-19 adelanta el cambio al comercio electrónico en 5 años

2020 cerrará con un crecimiento del 20% en el comercio electrónico, mientras que los grandes almacenes y minoristas disminuirán en más del 60%.

La aceleración de las compras online a nivel mundial subraya la urgencia de garantizar que todos los países puedan aprovechar las oportunidades que ofrece la digitalización, y es que la crisis sanitaria por la Covid-19 ha propiciado antes de lo esperado el asentamiento de un mundo prácticamente digital. De esta manera, los cambios que hagamos ahora tendrán efectos duraderos en la economía pero, más allá de preocuparnos por la recuperación, debemos buscar formas de adaptarnos a esta nueva realidad en la que la distancia social y la tecnología son los protagonistas.

Según datos recopilados por la agencia de marketing digital Estudio34 y un informe reciente de la consultoría y empresa tecnológica, IBM, el cierre obligado de tiendas y su reapertura con estrictas medidas, no sólo ha provocado un auge del ecommerce (comercio electrónico), sino que ha acelerado el cambio de tiendas físicas en aproximadamente 5 años, y es que los consumidores que compran online no dejan de ir al alza, tanto en cantidad como en frecuencia.

¿Qué estrategias seguir?

La filial española del Grupo RAJA ha visto en este año una oportunidad de crear nuevas soluciones de embalaje y equipamiento, así como de distribuir productos relacionados con la prevención de la Covid-19, lo que le ha permitido ofrecer un servicio sin precedentes a clientes y empresas de todos los sectores, llegando así a generar un Caso de Éxito por la estrategia digital seguida junto con la agencia Estudio34.

“Ampliar y desarrollar la oferta de productos y hacerla asequible a través de la web para tener stock ante la demanda recibida, así como realizar campañas digitales nos ha permitido incluso incrementar las ventas”, afirma Montse Guerrero, Marketing Manager de RAJA. Asegura también que “ahora más que nunca se debe apostar por los procesos ágiles que ayuden a generar más en menor tiempo para ser efectivos” y, en la misma línea, añade que “es importante ser muy rápidos y ofrecer menos márgenes a aquello que implementemos, de manera que, si probamos algo y no funciona, pasemos a otra estrategia para no perder tiempo”.

Repensar el papel de las tiendas desarrollando experiencias de compra y utilizando soluciones minoristas avanzadas; revitalizar la participación del cliente gracias a la entrega de mensajes mediante inteligencia artificial; o reinventar las cadenas de suministros, son algunas de las soluciones tecnológicas que pueden implementar aquellas empresas y negocios que quieran subsistir al impulso obligado y acelerado de esta transformación digital.

El pez grande se come al pequeño pero… ¡hay opciones!

Siendo realistas, aquellos que no tengan la capacidad de compra y envío como Amazon quien, naturalmente se ha beneficiado del cambio obteniendo récord de ganancias y un crecimiento de ventas del 40%, se deberán plantear un cambio omnicanal para seguir siendo competitivos en el nuevo y futuro entorno. De esta manera, pueden dirigir el tráfico a la compra online y recogida en tienda (o comercios asociados si no tienen tiendas propias), u ofrecer un conjunto ampliado de servicios de envío desde la tienda.

Will Renedo, CEO de Estudio34, comenta que “el crecimiento del ecommerce debido a la pandemia ha establecido un listón muy alto y ya se considera un crecimiento de referencia”. Pero ¿cuánto de este gasto online es temporal y en qué medida afecta a pronósticos futuros? Will Renedo afirma que “si bien es cierto que el cambio de las tiendas físicas ya estaba en marcha, no esperábamos que fuera tan de golpe, por lo que más que nunca es importante adelantarse y tener visión de futuro”.

Los cambios llegan para quedarse

Por su parte, Ugo Smith, director técnico de Estudio34, lo tiene claro: “el sector de la población que antes era reticente a usar plataformas digitales se ha visto ‘obligado’ a utilizarlas y ahora ve sus ventajas y comodidades por lo que, lo más probable, es que ya sigan en esta línea”.

Aunque no se puede negar que las empresas que ya ponen el comercio electrónico en el centro de sus estrategias comerciales están más preparadas para el futuro, no podemos obviar la enorme oportunidad que hay ahora para las industrias que están más acostumbradas a las compras físicas como son las de bienes de consumo, que se destinan a la satisfacción directa de las necesidades de muchas personas.

En definitiva, si hay algo que es innegable es que la tecnología ha sido históricamente una de las principales palancas de nuestra evolución y, en el caso del ecommerce, el éxito real reside tanto en proteger y garantizar la seguridad del usuario, como asegurar la mejor experiencia de compra. Y, precisamente así, es como creamos al cliente fiel y a nuestro mejor publicista.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Informa

Atresmedia

Compartir