Agencias

Las agencias, ¿el chivo expiatorio de los crímenes cometidos por el "ad blocking"?

agenciasLa exasperante lentitud con la que se cargan las páginas web cuando llevan sobre los hombros toneladas y toneladas de publicidad es uno de los principales motivos que ha llevado a los internautas a jurarles amor eterno a los "ad blockers".

Pero, ¿quién está detrás de la publicidad con "sobrepeso" que ha propiciado el romance de los usuarios con los programas para bloquear anuncios online? Hay quienes señalan con el dedo acusador a las agencias.

A juicio de algunos “publishers” son las agencias (y su afán por cebar con decenas de megas la publicidad online) las responsables de que los internautas estén dando puerta a los anuncios online con la inestimable ayuda del “ad blocking”.

“Estamos en una encrucijada”, explica Tim Mahlman, presidente de la división de “publishers” de AOL, en declaraciones a The Wall Street Journal. “La gente nos señala con el dedo. Sin embargo, los anunciantes parecen empeñados en cruzar permanentemente los límites de la creatividad. Y lo cierto es que tiene que haber algo de sentido común. ¿Podemos permitirnos el lujo de seguir haciendo anuncios creativos a costa de ahuyentar a la gente?”, añade.

Mahlman cree que la industria publicitaria está excesivamente obsesionada con la visibilidad y eso lleva a las agencias a poner en manos de los “publishers” anuncios que son a menudo excesivamente grandes.

Y aunque los “publishers” se preocupan por proporcionar a las agencias normas sobre el peso óptimo de los anuncios en su plataforma, muchas se las saltan a la torera, denuncia Mark Howard, chief revenue officer de Forbes.

Aunque Forbes facilita a las agencias especificaciones sobre el peso de la publicidad aceptada en sus páginas web, continúa recibiendo por parte de las agencias anuncios que pesan entre 4 y 9 veces más que el peso máximo recomendado, explica Howard.

Desde las agencias son conscientes del brete en el que ponen a los “publishers” cuando les envían anuncios excesivamente pesados, pero se excusan asegurando que están sometidas a muchísima presión por parte de los anunciantes, que las fuerzan a alumbrar publicidad rica en detalles (y también en megas).

Harry Kargman, director de la empresa especializada en publicidad móvil Kargo, asegura haber intentado en múltiples ocasiones convencer a sus clientes de dejar de apostar por los interstitials y otros formatos publicitarios deliberadamente pesados, pero ha obtenido casi siempre respuestas en negativo.

“Los anunciantes y las agencias son más que conscientes del elevado tiempo de carga de algunos anuncios online y también del 'ad blocking', pero a la ahora lanzar campañas prefieren lavarse las manos y asumen cero responsabilidades”, indica Kargman.

Por su parte, Abe Diaz, vicepresidente y director asociado de medios de la agencia RPA, echa balones fuera y niega que el elevado peso de algunos anuncios sea el verdadero motivo de la creciente pujanza de los “ad blockers”. Desde su punto de vista, el problema del “ad blocking” hunde más bien sus raíces en el cuantioso número de anuncios que los “publishers” emplazan en sus páginas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir