líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

LAS AGENCIAS DE NUEVA YORK FUERON TESTIGOS DE LA CATÁSTROFE

Los empleados de Saatchi & Saatchi, TBWA, McCann Erickson y Bates en Nueva York pudieron contemplar desde ventanas y azoteas el atentado contra las Torres Gemelas cometido ayer. Fallon, agencia del grupo Publicis cuyo edificio se encuentra a dos manzanas de los rascacielos derrumbados, no supo del paradero de diez de sus empleados hasta pasada la noche.

Según declaraciones de la portavoz de Fallon a la revista Advertising Age, el impacto del primer avión hizo que las ventanas de la agencia se hicieran añicos, dejando entrar una nube de humo y cenizas. Los testigos afirman que sonó como si el avión hubiera caído en su propio edificio y todos se vieron forzados a bajar corriendo las 20 plantas del edificio para escapar. En algunos casos llegaron a ir andando hasta sus casas, en las afueras de la ciudad, ya que el caos imperante había paralizado cualquier tipo de transporte.

Unas mil personas pasaron la noche en las oficinas de McCann Erickson ante la difícil tarea de volver a casa. Desde las paredes acristaladas de los despachos de Saatchi & Saatchi sus empleados y los directivos de Procter & Gamble, que estaban celebrando una reunion, pudieron ver con todo detalle cómo los dos aviones secuestrados se incrustaban contra las torres y el posterior derrumbamiento de éstas.

Ogilvy & Mather evacuó once plantas de sus instalaciones y la mayoría de las agencias dejaron de trabajar y esperan poder abrir sus puertas mañana, a excepción de las situadas al sur de Manhattan, que deberán esperar que la policía permita el acceso a esta zona.

La llamada Torre Norte alojaba en su piso 78 a la agencia de relaciones públicas International Trade Center y varias cadenas de televisión norteamericanas. Se desconoce hasta el momento el estado de sus empleados. Entre las víctimas confirmadas está David Agnell, un importante directivo del mundo de la comunicación y productor ejecutivo de series de televisión como «Frasier», que viajaba en uno de los aviones secuestrados.

La Fundación Bertelsmann ha anunciado que donará dos millones de marcos (170 millones de ptas.) a las familias de los bomberos y policías que murieron sepultados al derrumbarse las torres.

 

ESPAÑA, EL PAÍS CON MAYOR CRECIMIENTO EN CAMPAÑAS ONLINEAnteriorSigueinteRICHARD FORSYTH: "LA IMPLANTACIÓN DEL CRM ES UN PROCESO QUE DURA UNOS 20 AÑOS"

Noticias recomendadas