líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Agencias de marketing

Las agencias de publicidad no quieren ni ver a Lance Armstrong

La confirmación de la retirada de los 7 Tours de Francia a Lance Armstrong por las evidencias que demuestran el consumo de sustancias para mejorar su rendimiento deportivo ha provocado una espantada de los patrocinadores, quienes han dado por finalizada las relaciones con el ciclista. Pero lo cierto es que Armstrong se ha dañado más a sí mismo y a la imagen del deporte que a la publicidad, aunque ésta es una industria que ha invertido millones y millones en el deportista y en sus marcas: su equipo y su Fundación Livestrong.

Se puede decir que Armstrong ha perdido 30 millones de dólares por este caso. O lo que es lo mismo, los patrocinadores han desperdiciado 30 millones de dólares en él. Ahora que la culpabilidad de Armstrong está demostrada, algunos ejecutivos están lanzando su furia contra el ciclista por lo que ha hecho al negocio del branding y los patrocinios, y las duras palabras que utilizan no son nada habituales a la hora de hablar de sus rivales y sus clientes.

“En el caso de Nike y Lance Armstrong, Nike tomó tarde la decisión de finalizar esa relación teniendo en cuenta que las acusaciones de dopaje estaban constantemente en las noticias. Estas alegaciones contra Lance están completamente fuera de lo que representa la plataforma de Nike como marca: auténtico rendimiento deportivo”, asegura Amir Kassaei, director creativo de DDB Worldwide en Business Insider.

Y es que aunque algunos han expresado su decepción y esperan un futuro mejor para el deportista, la industria está más que enfadada por este caso. “Abandonar a Armstrong era una obviedad. Había mentido al público. Había mentido a los investigadores. Y mintió a sus socios de Nike”, aseguró Matt MacDonald, codirector creativo de JWT New York. “Siento como si me hubiera mentido a mí personalmente cuando fui a su mitin en Austin después de ganar su primer Tour de Francia”.

Lance no era sólo un famoso, representaba a toda una comunidad de ciclistas profesionales y también de personas de a pie, aficionados y fans. Como explicó la CEO de Partners + Napier Sharon Napier, “al contrario de los casos de Tiger Woods o Michael Vick, el papel de Lance fue más allá de sí mismo y afectó al ciclismo influyendo a otros atletas y socavando a la comunidad ciclista. La definición más simple de una parca es ‘una promesa hecha y una promesa mantenida’. Pero como muestran las pruebas, Lance no mantuvo su promesa con la comunidad ciclista. No sólo hizo daño al deporte, dañó la Fundación Livestrong y la marca. Creo que la decisión de Nike de continuar su apoyo a la Fundación Livestrong y los afectados por el cáncer es un gran ejemplo de una marca que realmente vive sus valores”.

ESIC, jornada reputación comercial: M.Martinez de la Escalera, ORANGE AnteriorSigueinteLas versiones "mini" de grandes marcas de moda como Chloe llegan a la red social para niñas 'Stardoll'

Noticias recomendadas