Agencias

Las agencias deberían aprender de la relación de las estrellas de rock con sus fans

Cuando Johnny Cash, conocido cantautor estadounidense de country, estaba tratando de revivir su carrera musical en 1968 decidió programar una nueva gira. Cash sabía que iba a tener sólo una oportunidad para hacerlo. Los presos eran sus principales fans y por ello decidió embarcarse en una estrategia arriesgada, la grabación de su nuevo disco en la prisión estatal de Folsom. El álbum resultó ser número uno en las listas de música country. En términos publicitarios, diríamos que Cash buscó su punto fuerte y lo encontró en la cárcel.

Este es uno de los ejemplos que las agencias pueden aprender del nuevo libro de Mack Collier, "Pensar como una estrella de rock" , donde Collier compara los fans de las estrellas de rock con clientes. En el fondo, casi todo lo que habla en este libro se debería aplicar en las perspectivas de negocio de las agencias.

Gran parte de sus palabras se centran en la relación con sus clientes potenciales como seres humanos con los que se puede desarrollar una relación personal. Una relación que poco a poco se ha ido perdiendo tras escondernos detrás de correo electrónico o llamadas telefónicas, en lugar de invertir el tiempo en encuentros cara a cara.

Considera que las agencias pasan todo su tiempo tratando de impresionar a clientes potenciales con su  inteligencia, en lugar de conectar con ellos a través de intereses y pasiones compartidas. En cambio, se trata de una estrategia que las estrellas de rock sí llevan a cabo. Están acostumbrados a invertir tiempo y esfuerzo en la creación de oportunidades para relacionarse con sus fans.

Antes o después de sus conciertos, las estrellas del rock buscan satisfacer las ilusiones de sus fans. No se trata únicamente de autógrafos y sesiones de fotos sino de tener la oportunidad de desarrollar una relación personal con los miembros del grupo como personas fuera de los focos.

Por ello, a la hora de desarrollar un negocio, hay que tener todo esto en cuenta y hay que saber aprovechar las herramientas para sacarles el máximo partido. Los medios sociales hacen que sea mucho más fácil que se establezca una relación entre el cliente y la agencia sin grandes costes.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir