Agencias

Las agencias, obligadas a "deshacerse" de becarios por temor a inspecciones

becariosEl Real Decreto 1543/2011, que regula las prácticas no laborales en las empresas, establece que los "jóvenes desempleados inscritos en las oficinas de empleo de entre 18 y 25 años" con formación podrán realizar prácticas en una empresa pero sin que exista, en ningún caso, "relación laboral entre la empresa y la persona joven".

Es decir, que las personas de este colectivo podrán hacer prácticas pero, al no ser un contrato laboral, carecerán de los derechos laborales de la normativa vigente (Estatuto del Trabajador, convenios colectivos, etc.) que regula los descansos, las jornadas, las libranzas o vacaciones, las indemnizaciones por despido, los horarios y su estabilidad, e incluso el salario mínimo interprofesional.

Desde su aprobación a finales de 2011, son muchas las empresas que se han acogido a este decreto para contar con becarios entre sus filas, dando a pie a situaciones en las que una firma podía disponer de un joven hasta cerca de cuatro años con una salario reducido: con este decreto, durante un tiempo de entre seis y nueve meses, mientras que al acabar, las empresas pueden contratar al joven con cualquiera de los contratos en vigor, lo que incluye los contratos en prácticas que limitan el sueldo de los trabajadores a un 60% de lo fijado en sus respectivos convenios colectivos (y a un 75% el segundo año), o mediante contratos de formación con el que un joven podría estar hasta tres años cobrando el salario mínimo interprofesional.

Las agencias son algunas de las empresas que han utilizado estos mecanismos para mantener a becarios, pero no siempre habrían cumplido todos los requisitos, ya que esta semana, según informa El Programa de la Publicidad, han saltado las alarmas sobre posibles inspecciones en las prácticas de estudiantes de escuelas creativas en agencias, lo que ha llevado a muchas de ellas a prescindir de sus becarios, o bien a inscribirlos en algún tipo de formación para formalizar convenios -ya sea con universidades internacionales u otros cursos de universidades-.

“Se trata de un problema para las escuelas dado que la regulación española no recoge este tipo de formación vocacional que últimamente ha dado lugar a rumores de inspecciones, que realmente no se han producido, pero han hecho desprenderse a algunas agencias de los becarios y obligado a otras a inscribirlos en universidades, solo para cumplir con el trámite de formación reglada”, afirman fuentes anónimas en declaraciones a El Programa de la Publicidad. “Vale todo y hay quien ha tenido que inscribirlos en cursos ajenos a esta profesión solo para legalizar sus prácticas”.

Un experto laborista consultado por el mencionado medio señala que, aunque hasta ahora los rumores de inspecciones siempre han sido falsos, la ley establece que “solo se pueden contratar a alumnos de cuarto curso en adelante y de menos de 25 años, con formación reglada de universidades”, por lo que depende de la interpretación del abogado o del inspector correspondiente “puedes estar al día o ser objeto de una fuerte multa”.

José María Rull, presidente de la Asociación de Agencias de Comunicación Publicitaria (AEACP), ha expresado su preocupación por la situación: “sin duda es un tema sensible para las agencias y la formación de los futuros creativos que habrá que aclarar aunque habría que tratar de consensuarlo con la administración para que no perjudique más de lo que pretende ayudar ya que estas escuelas tienen acuerdos con muchas agencias por las que rotan estos becarios que hasta ahora no era un problema”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir