líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las agencias tienen que salir de su crisálida para completar su metamorfosis digital

El ecosistema de las agencias de marketing y publicidad está evolucionando constantemente. Su terreno de juego no son ya únicamente los medios tradicionales, sino también las redes sociales, los emails, las búsquedas, los análisis y las relaciones públicas.

Según un reciente estudio de The Horn Group y Kelton Research, el 80% de los directores de marketing creen que el futuro de la relación entre agencias y clientes pasa por la oferta de servicios integrados. Sin embargo, el 60% de los directores de marketing consultados admiten que hoy por hoy les es imposible encontrar agencias que oferten este tipo de servicios.

Existe, por lo tanto, demanda de otro tipo de servicios por parte de los clientes y las agencias están obligadas a evolucionar para dar respuesta a esta demanda. De lo contrario, serán otras empresas las que terminen haciéndose dueñas de este nicho de mercado.

Al margen de las nuevas necesidades de las marcas, están también las nuevas necesidades del consumidor, un consumidor que se ha rendido por completo a los encantos de las nuevas tecnologías. Gartner prevé que en el 2015, los nuevos medios digitales influirán en al menos el 80% del gasto de los consumidores.

Si las marcas y los consumidores han caído ya en la redes de la digitalización, a las agencias no les queda más remedio que “enredarse” en los nuevos medios digitales. Para hacerlo, deben responder a las siguientes preguntas que propone a continuación MarketingProfs:

– ¿Es eficiente nuestro modelo de precios? ¿Está el precio alineado con el valor de los servicios que perciben nuestros clientes?

– ¿Se ha diversificado nuestro equipo? ¿Puede crear campañas integradas que combinen marca, web, internet móvil, búsquedas, redes sociales, relaciones públicas y publicidad?

– ¿Son integrados los servicios de nuestra agencia? ¿Están alineados con las tendencias actuales sobre el comportamiento del consumidor?

– ¿Es nuestra infraestructura escalable? ¿Puede la agencia asumir las demandas de nuevos clientes y empleados? ¿Estamos sacando partido del cloud computing, las redes sociales, los dispositivos móviles y otras tecnologías para mejorar las operaciones y la colaboración?

– ¿Cómo estamos promocionando nuestros propios servicios? ¿Estamos combinando los medios online y offline para nuestra propia campaña de marketing como agencia?

– ¿Está generando y alimentando nuestro equipo de ventas los “leads”?

– ¿Cómo mide la agencia los resultados de las campañas de los clientes?

– ¿Están satisfechos los clientes de la agencia? ¿Está la agencia adoptando medidas para fomentar la fidelidad de los clientes? ¿Cumple siempre lo prometido?

– ¿Asumimos riesgos? ¿Forman parte las innovaciones de la cultura de la agencia?

– ¿Tiene la agencia un propósito? ¿Se siente sus empleados como parte de algo realmente grande?

La importancia del "packaging" o por qué a veces la apariencia lo es todoAnteriorSigueinteGonzalo Figari presenta la nueva filial de la agencia D6 en Perú

Noticias recomendadas