Agencias

LAS ALIANZAS DE MARKETING GANAN IMPORTANCIA CON LA CRISIS

Somos más fuertes unidas que separadas, deben pensar las empresas que alían sus fuerzas para hacer frente a la crisis. Desde 2006, el número de alianzas de negocio se ha cuadruplicado en Alemania. Y desde el comienzo de la crisis, la consultora Noshokaty Döring & Thun ha detectado un aumento del 35% en este tipo de alianzas.

Según un estudio de esta agencia berlinesa experta en comunicación, el 65% de los profesionales de marketing encuestados afirma que se experimentará un aumento de alianzas comerciales más allá de los sectores tradicionales en los que se producen, como el comercio, venta, investigación y desarrollo, para extenderse a áreas como el marketing.

Ejemplos recientes de este tipo de alianzas en el ámbito del marketing y la publicidad sería el acuerdo de cooperación alcanzado entre MSN y Publicis y sus negociaciones con Yahoo. Otros casos del sector anunciantes, señalados por Noshokaty Döring & Thun es el acuerdo alcanzado entre la cadena de comida rápida Burger King y el club de fútbol FC Bayern de Munich o el establecido entre McDonald’s y Coca-Cola.

El atractivo de las alianzas de marketing ha aumentado porque dan la oportunidad de ofrecer valor añadido a los clientes, por el acceso a nuevos mercados y por la posibilidad de ampliar el público objetivo o crear nuevos puntos de distribución. Solo el 42% de los profesionales de marketing encuestados señala la maximización de la inversión publicitaria y el consiguiente ahorro económico como un motivo para emprender alianzas.

Este resultado no resulta sorprendente para uno de los autores del estudio, Markus Pfeiffer, socio directivo de la consultora Vivaldi Partners. En su opinión, la relación entre crisis y aumento de cooperaciones solo puede ser indirecta y la mayoría de las alianzas se limitan a un corto plazo y a determinadas campañas de comunicación y publicidad. Isabel von Kap-herr, consultora senior de Noshokaty Döring & Thun, considera que las alianzas de marketing solo tienen sentido cuando las empresas se refuerzan gracias al uso compartido de recursos complementarios. Por eso, antes de cerrar acuerdo alguno, las empresas tienen que asegurarse de que comparten objetivos, las aportaciones propias y las expectativas puestas en el potencial socio: “Las empresas deben evitar el error de elegir a su socio por intuición, la falta de comunicación y los presupuestos escasos”, afirma esta experta.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir