Agencias de marketing

Las campañas políticas, una fuente de inspiración para las agencias de publicidad

Las campañas políticas son un campo de batalla entre políticos y directores de campaña que se afanan por ir ganando votos y seguidores por todo el país. Algunas de estas batallas son enormes, otras más pequeñas, pero de una a otra las agencias, independientes de a quién apoyen sus propietarios o empleados, tienen que detectar los fallos y establecer una nueva estrategia adecuada para cada escenario.

Aunque es cierto que muchos aspectos de las campañas políticas se hacen mal, las campañas publicitarias pueden aprender mucho de ellas para conseguir que tanto la agencia como el cliente sean capaces de competir y salir ganando en cualquier terreno. Tom Sullivan, director de Vitro, explica en Ad Age las claves:

1. Sé rápido
La velocidad gana. Imagina que el candidato A comete un error un lunes. El miércoles, los candidatos B y C lanzarán anuncios atacando al primero. En el mundo de la publicidad, ¿cuántas agencias son capaces de ver una oportunidad tan rápidamente para sus clientes? En cambio, las agencias tienden a prolongar el proceso creativo cuando deberían estar aprovechando el error que ha cometido la competencia o capitalizando una oportunidad inesperada. Como aseguraba el general McArthur, “la historia del fracaso en la guerra, o en cualquier otro esfuerzo, puede resumirse en dos palabras: ‘demasiado tarde’”.

2. Mantén la agresividad
La publicidad política tiene agallas. En cambio, el escenario publicitario se ha ido haciendo más fluido, más fracturado, más impredecible y la industria tiende a apostar por lo seguro. Aunque también es cierto que esta situación se está dando cada vez más en la política, e implica mantener las mismas ideas que ya funcionaron en el pasado, centrándose en los mismos conceptos, mientras que las ideas más arriesgadas y atrevidas simplemente son desechadas.

Pero lo cierto es que los candidatos ganadores son los que hacen todo lo contrario. A medida que aumenta la presión en la campaña, los responsables de campaña que tienen éxito se suman al caos y apuestan por el riesgo. Saben que en estas situaciones son evaluados como líderes por lo que apostar es realmente importante. También saben que los votantes tienden hacia aquellos candidatos valientes, incluso si no están muy de acuerdo con la posición tomada. Unas ideas que nunca surgirían de un grupo de opinión. Por eso, las agencias tienen que tener en cuenta que jugar a lo seguro no sirve para ganarse la confianza o el aprecio de los clientes. No hay que tener miedo a seguir los instintos y trabajar con confianza.

3. Recupera la arrogancia
Los responsables de campañas políticas saben cómo atacar, cómo identificar las debilidades de la oposición y morder en la yugular. Y es que en política sólo ganas si alguien pierde, en el mejor de los sentidos. En el mundo de la publicidad, tampoco se puede negar que puede funcionar, de vez en cuando, ser un poco arrogante y asegurarse de que las campañas de marketing se basan en los puntos de confianza que resaltan su posición única como marca. Son demasiadas las ocasiones en que las agencias y las marcas pierden oportunidades de ataque.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir