Agencias

la opción más cómoda, fácil y rápida

Las formas tradicionales son historia

El marketing de los servicios financieros online y en qué se diferencian de los bancos tradicionales

Los bancos tradicionales están siendo sustituidos por las entidades financieras online. Los usuarios optan por la opción más cómoda, fácil y rápida, y esa sin duda siempre está en Internet. Además, la cantidad de ventajas y beneficios que ofrecen estas entidades financieras que funcionan en la red no se pueden comparar con las proporcionadas por entidades bancarias tradicionales. Mientras que los bancos dificultan cada vez más cualquier proceso, las entidades online se orientan hacia el modelo contrario: trámites rápidos y ligeros, confianza y comodidad.

Con la revolución tecnológica que estamos viviendo, la mayoría de los sectores industriales han experimentado grandes cambios del todo inevitables. La tecnología ha sumergido a la sociedad y a sus organismos creados en un universo que cruza fronteras allá donde va. Esto ha supuesto que el mundo que funciona en la red se haya trasladado al que calificamos como real, aunque ya la brecha entre lo virtual y real se ha abierto más de lo que se podía imaginar.

Una de las grandes consecuencias de este cambio de visión en el sector industrial es la sustitución de los establecimientos físicos que ofrecen servicios directos cara a cara con el cliente por las entidades que funcionan mediante Internet. Este cambio drástico en la forma que el comercio ha adquirido, puede verse claramente en el sector de la moda y la estética, pues las ventas que se realizan por Internet superan las que tienen lugar en tiendas físicas.

Pero el ejemplo por excelencia, que es el que vamos a tratar en este artículo, es la fuerza que han adquirido las entidades financieras online. Estas han superado la demanda y el consumo existente por parte de los usuarios en manos de bancos tradicionales físicos. Un hecho que es más que evidente es que el porcentaje de personas que acuden hoy en día a una sucursal bancaria para hacer una transacción en persona ha caído en picado. Según el Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente publicado por Rastreator, tres de cada cuatro personas reconocen que no acuden a entidades físicas si tienen la posibilidad de realizar los mismos trámites mediante Internet, esto supuso un 74.8 % de las personas entrevistadas.

Los servicios financieros online están en pleno auge y las previsiones son bastantes esperanzadores para el sector virtual, pues parece que la tendencia favorece tal crecimiento aumentando la brecha entre ambas modalidades.

La concesión de préstamos rápidos por parte de las entidades financieras online

El servicio más consumido por los usuarios en Internet es la petición de préstamos rápidos online de manera sencilla y sin prácticamente trámites. Solicitar un crédito online no ha sido una cosa común desde hace años, sino más bien es una tendencia actual que está revolucionando el sistema financiero. Todo comenzó con la llegada de la crisis económica en el año 2008. Los bancos daban préstamos de altas cantidades de dinero a un gran número de personas, siempre que cumplieran con los requisitos. Con la llegada de la crisis y el aumento del paro, las familias frenaron sus ingresos, y en consecuencia los bancos cerraron el grifo dejando a las familias endeudadas de por vida. Los bancos tradicionales pasaron del todo a la nada. Ante este radical cambio por parte de todas las entidades bancarias físicas, Internet cogió el relevo de tal demanda, pues las familias continuaban demandado dinero para hacer frente a sus pagos y responsabilidades inmediatas. Sin embargo, la gran diferencia existente en este cambio de rol es que las entidades financieras online no prestan altas cantidades de dinero, sino que más bien los préstamos están pensados para "tapar agujeros", de modo que no hay posibilidad de que una familia se endeude para siempre como ocurrió anteriormente con los bancos.

Estos nuevos servicios online tan solo requieren de una conexión a Internet y dedicar unos minutos del día al ligero trámite que supone solicitar un crédito rápido online. Hace años, la inversión de tiempo y dedicación que suponía un trámite de esta envergadura era del todo lenta y pesada. Se requería visitar la entidad bancaria determinada, hablar con un asesor, presentar el caso, mostrar un aval, nómina y una larga lista de documentación necesaria. Ante la vía de poder realizar tal trámite rápidamente sin aval, sin nómina y sin largas esperas, los usuarios han optado por la alternativa más eficaz que hay hoy en día en el mercado.

Las entidades financieras online confiesan que estamos ante una fase completamente distinta en la que el foco principal es facilitar el proceso al usuario lo máximo posible desechando cualquier tipo de barrera y complicación para que los trámites se agilicen. El éxito de estos servicios reside en la sencillez y la rapidez de sus procesos en todos los pasos ejecutados, desde que se rellena el formulario hasta que se recibe el dinero en la cuenta bancaria proporcionada. Ahora el usuario es el que manda, y los servicios están diseñados para aumentar su satisfacción y comodidad.

 

Nota de prensa

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir