Agencias

Los 5 "superpoderes" que hacen grande a un empleado en una agencia de publicidad

agenciaToda profesión tiene sus particulares "rock stars", personas que, por una razón u otra, desempeñan su trabajo de manera excepcional. En el universo de las agencias de publicidad a los grandes empleados se les distingue por alguna de las características que enumera a continuación About.com:

1. Genuino entusiasmo por la publicidad
El entusiasmo genuino por la publicidad es algo que casi todos los publicitarios tienen cuando se aventuran por primera vez en la "fauna" publicitaria, pero que muy pocos conservan cuando llega el momento de retirarse. La eterna guerra de los publicitarios con clientes que son a veces auténticos "huesos duros de roer" diezma el entusiasmo de los profesionales de la publicidad. Sólo unos pocos sobreviven, aquellos que hacen caso omiso de todo lo malo con lo que se topan en su día a día laboral y se quedan con lo bueno.

2. Dedicación más allá de la norma
La dedicación más allá de la norma no significa trabajar noche y día. Significa dejarlo todo para ponerse a trabajar en un nuevo “pitch”, no perder la pista a la competencia, dejarse la piel en todos y cada una de los proyectos en los que se participa y ser capaz de “parir” seis o siete conceptos en lugar de los tres que solicita el cliente.

3. Conocimiento de su “arte”
Los empleados verdaderamente grandes conocen al dedillo el pasado, el presente y el futuro de la industria en la que se desenvuelven. Y por eso sus estanterías están llenas hasta los topes de libros que tienen mucho más texto que fotos. Una mente bien amueblada es un ingrediente esencial en el universo de la publicidad.

4. La habilidad para pensar lateralmente
Pensar lateralmente consiste en solventar problemas echando mano de razonamientos no obvios y de ideas que están a kilómetros de distancia del pensamiento lógico. Se trata básicamente de atreverse a pensar “fuera del tiesto”. Para triunfar en el universo de la publicidad, es necesario pensar de manera diferente y dar una vuelta de tuerca a lo obvio y a lo lógico.

5. Talento sin ego
Las agencias de publicidad están plagadas de “prima donnas” que se creen dueñas de un inconmensurable talento y que disfrutan haciendo sentir “pequeños” a quienes tienen a su alrededor. Sin embargo, el ego es veneno en el universo publicitario. Los publicitarios verdaderamente grandes son humildes y su talento echa raíces en toneladas y toneladas de positividad y buen humor.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir