Agencias

Los pros y los contras del "crowdsourcing" en las agencias de publicidad

Los pros y los contras del "crowdsourcing" en las agencias de publicidadEl “crowdsourcing” está poco a poco echando raíces en la industria publicitaria. Este concepto, acuñado por primera vez por Jeff Howe en la revista Wired, consiste en la externalización de tareas tradicionalmente asumidas por empleados o contratistas a un grupo numeroso de personas o comunidad a través de una convocatoria abierta. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de este modo de trabajar en las agencias de publicidad? About.com desgrana a continuación los pros y los contras del “crowdsourcing” aplicado a la publicidad:

Pros

1. Los gastos son menores, puesto que las agencias sólo pagan a los creativos cuando los necesitan y cuando las ideas de éstos resultan finalmente elegidas.

2. Una agencia de publicidad basada en el “crowdsourcing” tiene miles de creativos a sus disposición.

3. El “crowdsourcing” permite a las agencias crecer y decrecer según sus necesidades. Las agencias que no se basan en este modo de trabajo despiden y contratan creativos en función de sus ingresos. Sin embargo, las basadas en el “crowdsourcing” amplían o reducen su departamento creativo en función de cada proyecto.

4. El trabajo gana en frescura. Es posible tener diferentes equipos creativos trabajando en el mismo cliente durante años sin necesidad de agotar el talento creativo de un único equipo creativo en sólo unos pocos meses.

5. Las agencias tienen acceso a talentos internacionales. En el “crowdsourcing” las barreras físicas desparecen. Es posible fusionar el talento creativo de un copy de la India con un diseñador de Japón a través de la computación en la nube.

6. Es posible reunir talento de múltiples disciplinas, idiomas y edades.

Contras

1. Sólo se paga a los creativos cuando sus ideas resultan las elegidas. Esto significa que decenas e incluso centenares de personas trabajan gratis para la agencia de publicidad en espera de que ideas sean las elegidas. Este modo de trabajar devalúa enormemente el talento creativo.

2. El “crowdsourcing” pone la balanza a favor de los modelos de negocio basados en los trabajadores freelance, lo que pone en peligro la supervivencia de las tradicionales agencias de publicidad.

3. Los salarios están por debajo de la media para los pocos afortunados que logran imponer sus ideas creativas sobre el resto.

4. Las posibilidades de fracaso aumentan. Los departamentos creativos de las agencias de publicidad tradicionales, aunque muy costosos, están integrados por grandes cerebros creativos. Los de las agencias basadas en el “crowdsourcing” son mucho más baratos, pero también más pobres en talento creativo.

5. Hay una ruptura en las relaciones laborales. Puesto que los creativos cambian con cada proyecto, es complicado construir relaciones laborales sólidas en torno a una plantilla estable y confiable.

6. Como no hay contratos de por medio y los honorarios son bajos o simplemente inexistentes, los creativos no tienen sentimiento de pertenencia a la agencia y no tienen, por lo tanto, escrúpulos a la hora de dar la espalda a la misma.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir