líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los puntos débiles de la fusión Publicis-Omnicom que pueden servir a Sorrell para ganar la lucha de poder

Dicen que no hay mal que por bien no venga, o si no que se lo digan a Martin Sorrell en relación con la fusión de dos de sus grandes competidores Omnicom y Publicis.

Sir Martin Sorrell, CEO de WPP, grupo que congrega a agencias de la talla de Ogilvy o MediaCom, está más acostumbrado a ser el que genera noticias antes que ser aquel que tiene que reaccionar ante ellas.

Tras darse a conocer la noticia de la fusión, muchos esperaban que Sorrell, el carismático hombre de negocios británico, reaccionase expandiendo el poderío de la que antes del megapacto era la mayor compañía de agencias del panorama marketero, pero Sorrell todavía no ha emprendido acciones.

A pesar de la ventaja de Publicis Omnicom Group frente a WPP, el hombre de negocios británico no va a tirar la toalla, y más le vale, ya que posee acciones por un valor de 222 millones de libras.

El gran pacto entre el grupo francés y el grupo norteamericano tiene varios «talón de Aquiles». Las diferencias culturales, posibles luchas de poder o problemas con clientes tras la fusión son algunos de los muchos problemas ante los que se enfrenta el grupo. Estas flaquezas del enorme grupo pueden servir a WPP para coger ventaja ya sea adquiriendo nuevos compañías para aumentar su potencial, llegar a grandes clientes o instando a reguladores para que se involucren en el reto.

Por ahora, el empresario británico ha optado por el silencio, pero su costumbre protagonista lo llevará a reaccionar tarde o temprano, y seguramente su respuesta sea contundente y decisiva para la nueva ordenación del sector publicitario.

 

El 80% de los smartphones vendidos tienen el sistema operativo de AndroidAnteriorSigueinteThe New York Times vende su publicación Boston Globe al propietario de los Red Sox

Noticias recomendadas