Agencias

Los "rifirrafes" de las agencias con los publicitarios noveles echan raíces en estos 4 problemas

agenciasNo es ningún secreto que las agencias de publicidad tratan bastante mal (económicamente hablando) a los publicitarios "novatos". Sin embargo, en la tirantez que hay actualmente entre jóvenes talentos y agencias no influye única y exclusivamente el dinero (o la falta de él). El joven publicitario Jasper Keßler desgrana a continuación en Horizont los cuatro grandes problemas a los que se enfrentan las agencias en su (tensa) relación con los publicitarios noveles:

1. Las agencias son extremadamente inaccesibles
Las agencias de publicidad se rodean de murallas casi infranqueables y los pocos que logran sortearlas son tratados poco menos que como "basura". La falta de respeto de las agencias a sus becarios no queda evidenciada única y exclusivamente en los bajísimos honorarios que tienen a bien concederles, sino también en otros muchos pequeños detalles.

2. El sistema de incentivos de las agencias se ha quedado anticuado
Mientras otras empresas están metidas de lleno en los cambios para adaptarse a la nueva era que se divisa en el horizonte, para las agencias su única obsesión siguen siendo los premios. Unos premios que se traducen en estrés (artificial en la mayor parte de los casos) y lo peor, en una cultura empresarial en la que los “codazos” entre compañeros están a la orden del día. Y si algún becario se le ocurre decir que la fiebre por los premios es una soberana tontería, los mayores sacuden la cabeza y dicen: “Los jóvenes de antes tenían más pasión”.

3. Las estructuras y las jerarquías suenan mejor de lo que en realidad son
Las estructuras sobre las que están construidas las agencias son tan endebles que casi parece que no existen. Pero, ¿tiene sentido de verdad que la ausencia de estructuras venga con interminables horas extra bajo el brazo? ¿Merece realmente la pena que la falta de jerarquías dentro de las agencias traiga consigo “codazos”, “codazos” y más “codazos”?

4. No hay ni apoyo ni liderazgo
En las agencias los publicitarios noveles se tienen que mover en un hábitat hostil en el que tanto los apoyos como los líderes brillan por su ausencia. Y que a nadie se le ocurra quejarse, que si no el veterano de turno tiene ya preparada la respuesta: “Nosotros antes también teníamos que hacerlo”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir