Agencias

LOS SECRETOS PARA BRILLAR DE LA AGENCIA VILLARROSÀS

La agencia Villarrosàs nació hace cuatro años y medio, en un antiguo local de Barcelona, tal y como refleja el reportaje de Actualidad económica. Es una agencia pequeña pero que ha logrado imponerse entre el resto de compañeras de su profesión y ciudad. Es, además, una de las pocas empresas independientes que aún se ven, puesto que poco a poco esta modalidad se pierde frente a las grandes multinacionales.

Los creadores de Villarosàs definen su publicidad como “rupturista”. Intentan buscar sobre todo una creatividad fresca, frente al panorama sobrio de la publicidad actual. Esta fórmula le ha hecho ganar premios de festivales tan prestigiosos como el galardón interactivo de Cannes y el Sol de San Sebastián.

“Intentamos hacer una publicidad, no más inteligente, pero sí que invite a reflexionar, y que no atosigue al consumidor repitiendo el mismo mensaje”, comenta Jordi Rosàs, uno de los fundadores de la agencia. “No se trata de interrumpir, sino de crear un diálogo con la marca. Nos gusta escuchar mucho al anunciante porque es quien mejor sabe lo que necesita”, matiza Villar, también creador de Villarosàs.

Sus clientes han sido de los más variopintos, desde Nike al FC Barcelona, pasando por Bacardi o Estrella Damm. Esto les ha hecho tener que plantearse diferentes tipos de campañas. Una de las políticas que mejor éxito les ha dado ha sido la de internacionalizar sus publicidades. “Hay que intentar romper la dinámica de optar sólo a las cuentas nacionales. Es muy difícil, pero si tienes toda la vida para conseguirlo nadie te puede parar”, recalca Villar.

Gran parte de la culpa de su éxito la tiene su modelo de negocio, que junta a profesionales del arte con expertos en ventas. Su idea es la de crear un equipo sólido que recoja lo mejor de cada especialidad. “Si mezclas gente a la que le gusta hacer cosas bonitas y bien ilustradas con alguien al que le gusta vender es la bomba”, dicen.

Además, otra de sus claves es la de no fijarse en un único medio de comunicación a la hora de plantear sus campañas. Aunque la televisión domina el panorama, también le echan el ojo a la publicidad gráfica y a la digital, aunque con matizaciones. “Pensar en hacer cosas nuevas para los nuevos soportes es casi tan absurdo como pensar sólo en la televisión. Lo que hay que hacer es crear la idea y según los recursos que tengas y el público al que te dirijas, elegir los medios”, explican.

Cuando se les pregunta por la crisis del sector publicitario que tanto se escucha, ellos lo tienen claro. “El problema es que, como nos hemos creído que existe, estamos constantemente buscando referentes y lo que hacemos es copiar.” Para ellos la publicidad lo último que debe hacer es copiar porque si se copia “no se brilla”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir