Agencias

Mantener la relevancia de su agencia pasa por comprender estos 5 conceptos

dignidad"La supervivencia del más apto". Esta es una de las frases formuladas por Charles Darwin dentro de su teoría evolutiva que se ha erigido como una máxima del darwinismo social. Una descripción alternativa de la selección natural. Y, además, se ha convertido en el pan nuestro de cada día para las agencias. ¿Cómo pueden asegurarse de que están ofreciendo ideas innovadoras y una corriente de pensamiento que se adapta a las necesidades de sus clientes?

Una cuestión para la que resulta complicado encontrar una respuesta que satisfaga a todos. Todo se reduce a encontrar esa "zona" en la que nuestra agencia se encuentre cómoda y puede dominar el enfoque que quiere transmitir. Siempre disfrutando del proceso que los expertos han comenzado a denominar como "flow state". Algo así como el momento en el que estamos fluyendo.

Un concepto que suele asociarse con las jóvenes empresas debido a su carácter emprendedor y las ideas nuevas con las que comienzan a dar sus primeros pasos. Las pequeñas compañías reportan un menor miedo al fracaso que las grandes y ya consolidadas por lo que se muestran dispuestas a asumir riesgos mayores.

Incorporar esa fluidez de constante movimiento a la cultura empresarial es lo que puede hacer que las grandes corporaciones pueden mantener su relevancia dentro de un mercado cada vez más volátil y competitivo.

Una idea que sobre el papel (en este caso su pantalla) suena bastante fácil pero sabemos que las cosas se complican a la hora de llevarlas a la práctica. Tranquilo. Hemos recopilado algunos de los puntos clave ofrecidos por The Drum para que las empresas puedan fijar ese flujo constante de innovación y movimiento que tanto necesitamos.

1. La importancia de la diversidad

La naturaleza y apariencia del lugar de trabajo influye notoriamente a la hora de alcanzar esa fluidez corporativa. Las oficinas y centros de trabajo deben ser un fiel reflejo de la cultura empresarial y valores que representa. Hablamos de la construcción de un “escenario”, un telón de fondo que inspire a los trabajadores y les inculque ese espíritu creativo.

2. Se trata de un estado de ánimo

El estado de fluidez de una compañía no se basa en los logros del pasado sino en el presente. Los premios siempre son bien recibidos pero quizás las agencias deberían no dejar tan a la vista sus galardones y mostrar más a sus clientes el potencial de sus futuras ideas.

Hay que transmitir un sentimiento de grupo en el que todos sus miembros avanzan en la misma dirección. Siempre pensando más allá de nuestras propias barreras.

3. Ser honesto y saber escuchar

Tenemos que utilizar todo el conocimiento que tenemos sobre un cliente como un punto de partida y no como un ancla. Por mucha información que tengamos a nuestro alcance, nunca debemos dejar que se convierta en un lastre para nuestra creatividad.

Aquí la escucha activa desempeña un papel fundamental para poder conocer hasta dónde queremos llegar y el punto desde el que partimos. Siempre con la honestidad y la transparencia como bandera.

4. Formación en “V”

Hay una cosa que nunca debe olvidar: usted es tan fuerte como el miembro más débil de su equipo. Si no se aplica este concepto su trabajo no irá a ninguna parte. Un pensamiento que permite explotar las fortalezas de todos los miembros ya que la cultura empresarial no se demuestra en los éxitos sino cuando las cosas se van pique.

5. Emoción

Hay que creer en nuestras ideas, poner pasión en lo que hacemos y creer realmente en ello. La emoción tiene que estar presente en el corazón de todo lo que hacemos y deshacernos de todo nuestro ego.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir